«En Torrenueva Costa será fiesta local el día del nacimiento, no nos gusta lo de la independencia»

Miembros del GRITO y vecinos celebrando el pasado martes en la calle la independencia. :: /A. Feixas
Miembros del GRITO y vecinos celebrando el pasado martes en la calle la independencia. :: / A. Feixas

El nuevo municipio tendrá una plantilla fija de cuatro agentes de Policía Local y podrá aumentar su presupuesto hasta 4,5 millones al disponer de un 40% más de recaudación

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

La historia reciente de Torrenueva está marcada por dos grandes hitos. El primero, que cambió para siempre la vida del pueblo, se consiguió el 30 de mayo de 2014. Ese día se abrió el tramo de la Autovía A-7, se descolgó la pancarta que llevaba veinte años en el puente y la travesía de la N-340 en Torrenueva dejó de aparecer en el parte de incidencias de los atascos más largos de España. El otro hito aún no tiene fecha oficial de celebración y también ha costado más de 20 años de lucha. Esta pasada semana, Torrenueva Costa se convertía en el pueblo 174 de Granada al aprobar la Junta de Andalucía su segregación del municipio matriz de Motril. En apenas unos días, el reconocimiento oficial como municipio aparecerá publicado en el BOJA y esa fecha pasará a ser declarada la festividad local de Torrenueva Costa.

«Celebraremos la fiesta del día del Nacimiento de Torrenueva Costa, no nos gusta la palabra independencia, la ha destrozado el procés con el que no nos identificamos en nada. Nada se consigue fuera de la ley», explica el alcalde pedáneo y hasta ahora presidente de la Entidad Local Autónoma de Torrenueva, Plácido José Lara, que pertenece al partido independiente GRITO.

Nada más conocer la noticia los miembros del GRITO, junto con vecinos y trabajadores municipales que quisieron sumarse salieron a la calle a celebrarlo. Hubo traca de cohetes, aplausos y abrazos y una dulce sensación de que estaban haciendo historia.

En el pueblo, la nueva Torrenueva Costa, la vida sigue igual por el momento, pero también se palpa una sensación de ilusión y de que pueden llegar cambios positivos. «Preguntanos cómo estamos dentro de un año, pero claro que nos alegramos. ¡Llevábamos 20 años luchando por esto! Ahora todo dependerá de la honradez y el acierto de los políticos. Aquí siempre nos hemos sentido torreños, granadinos, andaluces y españoles», explica el dueño de la carnicería del mercado de Torrenueva. «¡Y del Madrid Paco!», bromea su vecino desde el puesto de pescado.

En el centro de mayores Sacratif, junto al Ayuntamiento, cuatro pescadores jubilados, juegan a las cartas y tambien comentan entre risas que sí que les hace ilusión lo de la independencia. «Anda, le hemos ganado a los catalanes y sin pelearnos», bromea Manuel, de 77 años. «A mi me ha alegrado mucho, traerá mejoras y el ayuntamiento tendrá más posiblidades para hacer cosas», apunta desde una mesa cercana Juan de Dios Martínez, empleado de banca jubilado .

Los que se quedaron en el camino

Uno de los que se echó a la calle a celebrarlo es Manolo Molina, psicólogo, agente socio cultural del Ayuntamiento y director del centro de mayores. «Me emocioné pensando a todos los mayores que he dejado en el camino y que tanto pelearon por esto», comenta. Ahora se abre un nuevo campo, según explica Manuel, por ejemplo a la hora de obtener recursos y subvenciones. «Estoy harto de ver convocatorias que excluyen a las ELAS y de tener que estar pidiendo permiso a Motril a ver si nos lo tramitan», apunta.

«En esta lucha ha estado todo el pueblo, no es que no queramos ser motrileños, sino que entendemos que Torrenueva tiene más posibilidade de desarrollo como municipio y esa ha sido nuestra pelea. Ya tenemos la potencialidad y ahora todo dependerá de lo que hagan nuestros gestores», añade.

Desde 1999

Desde el año 1999 Torrenueva tiene todas las competencias delegadas, excepto las que no permite la ley a las ELAS: planeamiento urbanístico y la Policía Local. Ahora, pasará a tener una plantilla propia de unos cuatro agentes que se reforzará en verano con policias en comisión de servicio.

El grupo independiente GRITO, lleva cinco mandatos al frente de la ELA y su caballo de batalla ha sido conseguir la segregación pero el trámite oficial llegó hasta la modificación de la ley en 2011. «Pedimos al Ayuntamiento de Motril, entonces del PP, que iniciara el expediente y nos dijo que no. Entonces recurrimos a Diputación, también del PP entones y sí tiró para adelante. Creo que no pensaban que íbamos a llegar al final», recuerda el presidente de la ELA.

El tocho de documentación se entregó en Sevilla en 2015, con el respaldo del gobierno actual de Motril y aunque había un informe negativo del Consultivo de este mismo año, porque no se alcanzaban los 5.000 habitantes (tiene 2.600), finalmente la Junta ha tenido en cuenta otros argumentos, como la viabilidad económica y la experiencia en autogestión.

El perfil

Tras la publicación en el BOJA se disolverá la ELA y será una gestora, con Plácido Lara al frente, la que preparará el camino al nuevo Ayuntamiento. Los grandes cambios llegarán, por tanto, tras las próximas elecciones municipales. «El nuevo Ayuntamiento gestionará el 100% de los recursos, hasta ahora teníamos el 60% y calculo que podremos llegar a un presupuesto de 4,5 millones», señala el alcalde. Más dinero que traerá, en opinión de Lara, más oportunidades.

Además, entre otras cosas, los torreños dejarán de pagar gastos de Motril como la televisión pública, ya no tendrán que votar dos veces en las Municipales (a la ELA y la lista de Motril), sus parados tendrán más posibilidades acceder a planes de empleo y, por ejemplo, tendrá sus propias estadísticas.