Torrenueva se lanza al mar para celebrar la III Travesía a nado

Salida de la carrera de 2.500 metros desde El Peñón de Jolúcar/Aroa Haro
Salida de la carrera de 2.500 metros desde El Peñón de Jolúcar / Aroa Haro

Algunos nadadores se retiraron de la competición ante la presencia de medusas en la orilla, pero muchos otros continuaron

AROA HAROTorrenueva

Torrenueva celebró este domingo su III Travesía a nado, con la participación de más de 150 personas. La competición estuvo divida en tres carreras; una de 600 metros para niños, otra de 2.500 metros y una última de 3.000 metros.

Los nadadores fueron trasladados hasta el punto de salida de la prueba con la ayuda de un barco cedido por la Autoridad Portuaria de Motril. A bordo de esta embarcación iban la alcaldesa motrileña, Flor Almón, y a Plácido José Lara, alcalde de la Entidad Local de Torrenueva, que acompañaron a los participantes en la carrera de 3.000 metros, hasta el faro Sacratif, donde se dio el pistoletazo de salida.

En otro punto, el peñón de Jolúcar, arrancaba otra prueba alrededor de las 10.30 de la mañana. Las medusas tomaron un protagonismo inesperado en el campeonato. Muchos nadadores dudaron en la salida por la presencia de estos invertebrados. Aunque todos se lanzaron finalmente al agua, más de la mitad decidió regresar sin llegar a la primera boya al encontrarse un importante banco de medusas. Se vivieron momentos de confusión, porque algunos nadadores se quedaron parados en mitad del agua e incluso se habló de suspender la prueba. Sin embargo, finalmente se completó la travesía.

De hecho, incluso hubo quejas de algunos nadadores. Por ejemplo, Carmen Córdoba se quejaba de la falta de organización en la salida. Algo a lo que Plácido Lara respondió explicando que en el momento en el que se produce la salida ya no hay marcha atrás y que la decisión de continuar la debe tomar el propio nadador. «Ha sido pánico más que otra cosa», decía otro participante, que sí continuó con la carrera.

Pese a ello, muchos nadadores siguieron nadando como Manuel Juan García que vino de Granada hasta Torrenueva para paticipar en esta travesía. «A esta travesía viene gente hasta de Fuengirola, ¿cómo no iba a venir yo? Es una de las mejores playas de la costa, con aguas claras, hay un ambiente de lujo y encima preparan lo mejores bocadillos de jamón», afirmó. Samuel Alaminos fue el ganador de la prueba más importante. El joven aseguró que se esperaba más medusas pero que en todo el recorrido vio pocas y que las pudo esquivar. «Soy de Motril pero vengo desde Fuengirola, la natación para mi es un hobby y es un lujo participar en esta travesía y ver los fondos marinos que hay en el cabo Sacratif, había medusas sí pero a mayor profundida ya no había, a mi no me ha picado ninguna», aseveró.

Fotos

Vídeos