Las tiendas de telefonía de Granada han sufrido ya trece saqueos en los tres últimos meses

Impactos en el cristal de la última tienda robada en Motril. /M. Navarrete
Impactos en el cristal de la última tienda robada en Motril. / M. Navarrete

La Policía Nacional investiga si los golpes en distintos puntos de la provincia son obra de varias bandas o de un grupo itinerante

Mercedes Navarrete y Jose ramón Villalba
MERCEDES NAVARRETE Y JOSE RAMÓN VILLALBA

Tres encapuchados asaltaron en la madrugada de ayer, sobre las 5.10 horas, la tienda de telefonía móvil Phone House, situada en el interior del Centro Comercial Alcampo de Motril, por el método del alunizaje y tras amedrentar al vigilante de seguridad con armas blancas. Un cuarto atracador esperaba en el coche para facilitar la huida. Es el segundo robo de este tipo en Motril en poco más de una semana, después de que el pasado 10 de octubre cuatro encapuchados también desvalijaran la tienda de telefonía móvil de Vodafone en la calle Nueva, con un modus operandi similar.

En Guadix los ladrones golpearon un día después, el 11 de octubre. También de madrugada y logrando acceder a la tienda, en pleno centro, por el método del alunizaje. En toda la provincia granadina, en los últimos tres meses son ya trece los robos similares perpetrados a tiendas de telefonía. La sangría de robos comenzó el pasado mes de julio y aún no ha terminado. La Policía Nacional trabaja duro desde entonces y será cuestión de tiempo lograr la desarticulación de esta banda.

Gama alta

La Policía Nacional no descarta que se trate de un grupo itinerante. El suceso de ayer en Motril tenía lugar a las cinco y diez de la madrugada de, cuando en el interior del centro comercial se encontraban un vigilante de seguridad, un auxiliar del vigilante y una empleada del servicio de limpieza del centro comercial.

Los encapuchados accedieron al interior del centro comercial tras romper los cristales de una de las puertas del centro comercial y posteriormente reventaron el escaparate de la tienda utilizando mazas, al parecer. Según relataron empleados de la tienda que pudieron charlar con el vigilante de seguridad, éste no pudo impedir el robo, ya que fue amedrentado por los tres individuos encapuchados, que utilizaron armas blancas y los restos de cristales desprendidos del escaparate.

Además del cristal que consiguieron romper, en otro lateral quedaban cuatro agujeros de los golpes como huella del asalto. «Han venido directos, sabían lo que querían, han roto el cristal más próximo a la tienda y se han llevado los móviles de gama alta», explicaba ayer a IDEAL una de las responsables de la tienda de telefonía. Todo fue muy rápido.

En pocos minutos lograron romper los cristales de una de las puertas de acceso al centro comercial, el escaparate de la tienda de telefonía, desvalijarla y darse a la fuga. «Aquí vendemos telefonía libre y siempre tenemos mucho stock, además más ahora que viene el black friday», apuntaba la empleada, que en una primera valoración cifra en más de 40.000 euros en teléfonos móviles el botín que consiguieron llevarse los ladrones.

La anécdota

Según fuentes próximas a la investigación, el vigilante de seguridad salió a perseguir a los ladrones, que no obstante lograron darse a la fuga en un vehículo de alta gama, que conducía un cuatro atracador, que no llegó a bajarse del coche. De forma inmediata el vigilante también dio el aviso a la Policía Nacional, aunque según confirmaron fuentes de este cuerpo, los agentes de Motril se encontraban en ese momento en otro servicio por lo que se pidió colaboración a la Policía Local, que acudió al centro comercial motrileño.

La anécdota fue que la primera alerta inmediata que la Policía Nacional emitió por su sistema de radio no especificó la localidad, por lo que patrullas de Granada, de Policia Nacional y Policía Local salieron volando para el centro comercial Alcampo de la capital granadina, donde pudieron constatar que todo estaba tranquilo. Inmediatamente después se había aclarado que se trataba de Motril.

Unas horas más tarde, la Policía Científica de la ciudad costera acudió al establecimiento robado del centro comercial para realizar las correspondientes recogida de pruebas. Además cuentan con la grabación de las cámaras de seguridad del centro comercial. t