La Policía impide la entrada al pleno de Motril a un grupo de trabajadores de la limpieza

Un grupo de trabajadores a las puertas del salón de plenos porque se les ha prohibido la entrada/JAVIER MARTÍN
Un grupo de trabajadores a las puertas del salón de plenos porque se les ha prohibido la entrada / JAVIER MARTÍN

Se ha alegado que el aforo estaba completo, lo que ha provocado llamadas al orden discusiones y la salida de la sala de los concejales de IU

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

La tensión ha sido la protagonista esta mañana en el pleno de Motril. Trabajadores de la limpieza y parte del resto de la plantilla municipal, en huelga, se han dado cita en la plaza de España antes del inicio de la sesión plenaria para mostrar su malestar con el gobierno local. Parte de ellos han entrado en el salón de plenos con pancartas en las que afeaban la gestión municipal. Pero otro grupo de trabajadores, que ha llegado más tarde, ha intentado entrar a la sala y se les ha prohibido el paso alegando que el aforo estaba completo.

La Policía Local, que habitualmente no está en las sesiones plenarias, ha sido la encargada de impedir la entrada, lo que ha provocado crispación y gritos que han obligado a hacer varias llamadas al orden a la alcaldesa, Flor Almón, que aún no se ha pronunciado públicamente sobre un conflicto que afecta a alrededor de 700 trabajadores.

Los tres concejales de IU se han levantado del pleno como muestra de protesta y la líder del PP local ha puesto en duda la excusa del aforo, recordando que otros muchos momentos ese salón ha estado mucho más lleno. «Entiendo, señora alcaldesa, que se está limitando a seguir las indicaciones de la Policía. Pero me sorprende que el aforo se considere completo», ha espetado.

Los representantes sindicales coinciden en destacar «la falta de disposición a negociar» del Ayuntamiento. Aseguran que ha sido la actitud del gobierno la que ha llevado a un desenlace que nadie quería.