Unas limpiadoras encuentran unas maletas llenas de armas falsas escondidas en una playa de Almuñécar

Las operarias dieron aviso a la Guardia Civil, que descubrieron que las armas eran robadas

P. G-TAlmuñécar

Un extraño hallazgo ha armado revuelo en Almuñécar. El servicio de limpieza municipal desenterró de la arena el miércoles el botín de unos ladrones. Bajo la cueva del Santo, en la playa de San Cristóbal de la costa granadina varias operarias encontraron maletas y mochilas con lo que parecía ser un arsenal de armas de fuego.

El equipo de mantenimiento encontró cartuchos e incluso ropa militar. Con el susto en el cuerpo llamaron a la Guardia Civil que se desplazó a la zona. Los agentes averiguaron que se trataba de réplicas de armas de fuego que se emplean para practicar airsoft, un deporte de estrategia basado en la simulación militar. Los jugadores tienen que eliminar a los participantes del equipo contrario en un tiempo determinado. Las armas de fogueo disparan pequeñas bolas de plástico. Entre el arsenal había réplicas de un fusil de cañón recortado de calibre 12, que están prohibidos, una pistola y un fusil semiautomático.

De acuerdo con la Guardia Civil, el o los sujetos que escondieron las maletas en la playa las habían sustraído previamente de un vehículo. Los guardias pidieron discreción al servicio de limpieza, sin embargo el vídeo se ha filtrado por redes sociales y ha causado un gran alboroto entre los almuñequeros.

Las armas se robaron de una furgoneta el pasado 20 de agosto y la Guardia Civil investiga a un joven de unos 20 años como posible autor de un robo con fuerza.