"Está aquí, sigue en Salobreña y hay que tener esperanza"

Voluntarios a las tres de esta tarde esperando indicaciones de la Guardia Civil para continuar la búsqueda /
Voluntarios a las tres de esta tarde esperando indicaciones de la Guardia Civil para continuar la búsqueda

Patrullas con decenas de vecinos voluntarios siguen apoyando a las fuerzas de seguridad que mantienen en Salobreña una desesperada búsqueda por tierra, mar y aire

MERCEDES NAVARRETE

En bicicletas, a pie, en coches particulares, con perros adiestrados, con drones, con un helicóptero.... Por tierra, mar y aire. Por la vega, por la playa, calle a calle. A estas horas, cuando se cumplen 30 horas de la desaparición de Francisca, ya no queda rincón de Salobreña sin peinar por el amplio dispositivo que la Guardia Civil, la Policía Local y Protección civil han desplegado en el pueblo. Pero las fuerzas no flaquean y decenas de vecinos desafían al mal tiempo y la lluvia y siguen a estas horas en la calle buscanco a su vecina, enferma de Alzhéimer en un grado inicial, que desapareció al mediodía de ayer.

La ola de solidaridad se ha convertido en el mejor apoyo de una familia que está destrozada por la incertidumbre. Los voluntarios llevan horas sin parar de buscar a su vecina y acuden con impotencia al cuartel de la Guardia Civil, donde se coordina la operación de búsqueda, para buscar instrucciones. Hoy en Salobreña solo se ve a vecinos desesperados, en la calle con zapatillas y ropa deportiva para la búsqueda. Están exhaustos.

Más información

"Estamos andando sobre lo andado. Nos lo hemos pateado todo", comentan con impotencia voluntarios de Protección Civil, que ha peinado hoy un radio de más de tres kilómetros cuadrados de terreno.

También la unidad canina 'K9' de Protección Civil, con tres perros adiestrados y sus dos guías, están desarrollando una intensa búsqueda que esta tarde les ha llevado a escudriñar de nuevo la vega, la fábrica azucarera, fincas o las playas. "Los enfermos de Alzheimer buscan refugios, estamos escudriñando absolutamente todos los huecos en los que pudiera haber entrado", explica a IDEAL Rafael Montero, jefe de la Unidad canina. El guía apunta que los perros están saturados después de tantas horas de búsqueda y trata de darles descansos para que se recuperen y puedan retomar el rastreo de forma efectiva. "La madrugada fue muy dura, con tanta gente buscando por los caminos y la vega... Los perros están rotos de correr", señala.

Un guía de la unidad canina y un voluntario de Protección civil, con el perro Res, buscando esta tarde en la fábrica azucarera de Salobreña. Paco Chica.

Hasta tal punto se han implicado los vecinos que el teniente de la guardia Civil les pedía este medio día que se tomaran un descanso, hasta las tres de la tarde cuando se reorganizaban las patrullas de voluntarios. "Tengan ánimo y tengan esperanza", alentaba el máximo responsable de la Guardia Civil de Salobreña intentando infundir fuerza a los salobreñeros que ya no saben cómo ayudar.

A la hora indicada, la Guardia Civil los volvía a dividir en seis patrullas que siguen buscando el rastro de Paqui, que se pierde en la plaza del Lavadero de la Caleta a la una de la tarde de ayer. Otra pista la sitúa a las cuatro de la tarde en una de las calles del centro.

Según ha comunicado la Guardia Civil a los vecinos, también se ha rastreado un perímetro de 600 metros mar adentro sin encontrar huella de la desaparecida. "Está aquí, sigue en la ciudad y hay que tener esperanza".