El Señor de la Madrugada sale bajo la amenaza de lluvia

La devoción por el Gran Poder congrega a los devotos a media noche. /JAVIER MARTÍN
La devoción por el Gran Poder congrega a los devotos a media noche. / JAVIER MARTÍN

El Gran Poder estrena por primera vez su paso a costal y abarrota la calle de Las Monjas

Laura Ubago
LAURA UBAGOMotril

Con amenaza de lluvia, mirando al cielo y con un ritmo más ligero y un regreso abreviado, el Señor de la Madrugada de Motril ha salido a media noche a una calle de Las Monjas abarrotada como cada Jueves Santo. Esta cofradía inaugura el día grande de esta semana de Pasión y hace las delicias en el estrecho callejón que tantos seguidores congrega. El Gran Poder mueve a las masas y también a los jóvenes que han hecho cantera y acompañan a su Cristo. Este año, por primera vez, el trono pasa de trabajadera granadina a costal y los claveles rojos han dado paso a un 'monte' sobre el que esta el Señor del Gran Poder.

El Gran Poder ha vuelto a conquistar a los motrileños con su presencia en las calles, con su solera y con ese sentimiento inexplicable que mueve los corazones cofrades.

El Gran Poder mueve a las masas y también a los jóvenes que han hecho cantera y acompañan a su Cristo. Este año, por primera vez, el trono pasa de trabajadera granadina a costal y los claveles rojos han dado paso a un 'monte' sobre el que esta el Señor del Gran Poder.

El Gran Poder, acompañado por la agrupación musical Nuestra Señora de Crevillente, ha vuelto a conquistar a los motrileños con su presencia en las calles, con su solera y con ese sentimiento inexplicable que mueve los corazones cofrades.