El puerto termina las obras para reducir ruidos: Ahora espera que las navieras se adapten

El presidente del puerto explica al consejero en qué ha consistido la obra./PUERTO DE MOTRIL
El presidente del puerto explica al consejero en qué ha consistido la obra. / PUERTO DE MOTRIL

El objetivo del proyecto es sustituir el consumo de gasoil por electricidad

R. A.MOTRIL

El Puerto de Motril ha terminado las obras realizadas para reducir la emisión de ruido, sobre todo en horario nocturno, los gases de efecto invernadero y las vibraciones provocadas por los ferrys que habitualmente atracan en los muelles de Levante y Costa, solo a falta de que las navieras hagan las adaptaciones oportunas en los barcos para su puesta en funcionamiento. El objetivo del proyecto es sustituir el consumo de gasoil por electricidad, lo que posibilitará parar los motores y generadores auxiliares. Se calcula que se dejarán de emitir 771 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a plantar casi 78.000 árboles.

Compromiso con los vecinos

Con esta obra, la Autoridad Portuaria da respuesta al compromiso adquirido con los vecinos de los barrios colindantes de minimizar las molestias ocasionadas por el ruido. Además, ofrece múltiples beneficios a las navieras, una vez adaptadas a este nuevo sistema, como la reducción del consumo de combustible y de horas de funcionamiento de maquinaria y equipos, así como una importante reducción de las tasas portuarias.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, Javier Carnero, en su visita de junio pasado al Puerto de Motril, se refirió a la importancia de estas infraestructuras como «dinamizadoras de la economía».

La obra, en la parte que afecta a la Autoridad Portuaria, ha supuesto una inversión superior a los 400.000 euros y ha sido realizada por la empresa ACSA. En su ejecución se han generado 18 puestos de trabajo directos y 85 indirectos.