El puerto mejora sus instalaciones ante la previsible subida de viajeros

Ayer visitaron la zona en la que van a realizar las obras/JAVIER MARTÍN
Ayer visitaron la zona en la que van a realizar las obras / JAVIER MARTÍN

Se van a realizar obras para incrementar la seguridad de pasajeros y viajeros en el entorno de la rampa del muelle de las Azucenas

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

El Puerto de Motril está realizando obras en el entorno de la rampa ro-ro del muelle de las Azucenas para «incrementar la seguridad de los pasajeros y vehículos que a partir de este verano viajen en ferry con la naviera alemana FRS, concesionaria de la terminal que existe en ese espacio portuario», según explicó ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes.

Según avanzó el máximo responsable del Puerto motrileño, los trabajos de mejora tienen un presupuesto de 230.000 euros y consisten en la colocación de una estructura metálica para el control de accesos, dotada de una segunda garita para la Policía Nacional, y la construcción y señalización de dos viales para el control de vehículos, además de la instalación de unos aseos.

Otras mejoras, no tan visibles pero igual de importantes, son las obras de canalización que se van a acometer para dotar estas nuevas instalaciones de electricidad, transmisión de datos, saneamiento y agua potable. Para ello, se van a abrir 200 metros de zanja que quedarán preparadas para futuras ampliaciones de servicios.

Las obras las está realizado la UTE Conservación y Mantenimiento Puerto de Motril y estarán operativas para el inicio de la Operación Paso del Estrecho (OPE) a mediados del próximo mes de junio.

Este proyecto de mejora coincide en el tiempo con el anuncio realizado por la naviera FRS hace unos días de retomar el transporte de pasajeros para la línea marítima que une el Puerto de Motril con el de Tánger-Med (Marruecos), que comenzará a operar este mismo mes con el buque Volcán de Tauce, que actualmente opera la línea entre el puerto motrileño y Melilla. Paralelamente, se cambiará también el barco que viaja a la ciudad autónoma por otro con una capacidad muy superior tanto de viajeros como de vehículos, por lo que todo apunta a que la dársena motrileña recibirá en los próximos meses muchos más pasajeros y esta actuación será muy positiva para este aumento del tránsito.