El mar 'se come' Playa Granada

Así está Playa Granada tras el temporal de poniente. /Javier Martín
Así está Playa Granada tras el temporal de poniente. / Javier Martín

En el inicio de la temporada turística vuelve a estallar el eterno problema de la playa motrileña, que este año no ha tenido aportaciones de arena

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEMotril

La 'playa menguante' de Motril no ha aguantado el primer poniente del verano. El temporal ha vuelto a asestar un bocado a la arena de Playa Granada y ha generado un pronunciado escalón desde la zona del Hotel Playa Granada Club Resort hasta el límite con Salobreña.

El eterno problema de Playa Granada vuelve a aparecer así en el peor momento, el inicio de la temporada turística y con el hotel de cuatro estrellas al 95% de ocupación.

El Ayuntamiento de Motril y la dirección provincial de Costas que, alertados por IDEAL, se han puesto ya manos a la obra para evaluar la situación y poner soluciones al principal escaparate turístico de Motril en el inicio del verano. Playa Granada es una de las tres playas de la Costa Tropical, junto a Calahonda y Torrenueva Costa, que cuenta con bandera azul.

Desde la dirección provincial de Costas este año no tienen planificado realizar aportes de arena, tras la importante regeneración que se llevó a cabo el pasado año. Un trasvase que estuvo marcado por la polémica, ya que el movimiento de arena se realizó desde la zona de la Playa del Cable hasta el extremo dañado de Playa Granada y conllevó el paso de maquinaria pesada en plena temporada turística, en el mes de julio.

No obstante, desde Costas explican a IDEAL que su servicio de vigilancia evaluará la situación de la playa, una vez que pase el temporal de poniente en el mar, que se mantiene esta tarde en Motril, donde hoy ondea la bandera amarilla.

También concejal de Playas de Motril, José Lemos, está ya evaluando la situación de la arena para ver hasta qué punto se puede abordar con medios y maquinaria municipal.

El espigón de defensa de la playa es la solución definitiva que Motril lleva años esperando. El primer paso se ha dado hace apenas unos días, cuando el Gobierno sacaba el contrato de la redacción del proyecto, que tiene un plazo de seis meses. Después el proyecto tendrá que sortear los trámites medioambientales antes de que puedan adjudicarse las obras si el Gobierno las dota de presupuesto.