La Piedad abandona la ermita

La Piedad abandona la ermita

El barrio de San Sebastián de Almuñécar se ha volcado con su virgen en la salida de la estación de penitencia

JAVIER YÁÑEZ

Ha sido un recibimiento caluroso y emotivo. Los vecinos siempre fieles del barrio de San Sebastián han acompañado una vez más a la Reina del Viernes Santo en su recorrido por el municipio. Pasaban las seis y media de la tarde cuando comenzaba la estación de penitencia que junta el centro de Almuñécar con el barrio periférico.

Historia

La idea de fundar la cofradía surge en 1986. Hasta ese momento no había un paso de misterio en Almuñécar, por lo que un grupo de amigos se fijó en La Piedad de Sevilla. Años después, los sexitanos estuvieron de visita con los hermanos de esa cofradía y le regalaron un cirio que todavía conservan. Los estatutos datan del 88 y ese mismo año el cura párroco Don Eugenio bendijo la imagen en la Parroquia de la Encarnación. Poco después, la cofradía fue apadrinada por Santa María de la Alhambra de Granada.