La plaga del picudo hace mella en la plaza de las Palmeras de Motril

Operarios municipales hoy trabajando en la retirada de palmeras de la plaza de Motril. /M. Navarrete
Operarios municipales hoy trabajando en la retirada de palmeras de la plaza de Motril. / M. Navarrete

El Ayuntamiento ha tenido que retirar, por seguridad, dos ejemplares que no han podido salvarse con el tratamiento, un mes de quitar otras seis en Las Explanadas

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

Se llama plaza Gaspar Esteva pero no hay motrileño que no la conozca como plaza de Las palmeras, por los emblemáticos árboles que la rodean. Desde hoy la plaza de las palmeras, el corazón del centro motrileño, tiene dos ejemplares menos. El Ayuntamiento de Motril ha tenido que retirarlos, por seguridad, ya que no ha podido salvarlos con el tratamiento con el que combate la plaga del 'picudo rojo'. Los trabajos, que han requerido un perímetro de seguridad en la plaza, varios operarios y un camión con plataforma elevadora, han llamado la atención de numerosas personas esta mañana en el centro que se preguntaban por qué se retiraban las palmeras.

Desde el área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Motril llevan varias semanas realizando trabajos de poda de palmeras y tratamiento contra el 'picudo rojo' en otras zonas como el paseo de Las Explanadas. En este paseo se limpiaron y trataron más de 75 palmeras canarias (phoenix canariensis) para evitar que se extienda la plaga de este insecto invasor que afecta a miles de plantas en toda España, según explica la concejala de Mantenimiento, Gloria Chica.

«Dentro campaña de poda, se ha actuado sobre las palmeras en la zona del paseo de Las Explanadas. Estos trabajos los ha estado haciendo IRIS SCA, empresa adjudicataria por parte del Ayuntamiento para estos jardines. Es una tarea planificada de antemano pues es necesario limpiar y podar estas plantas para aplicar, a continuación, los correspondientes tratamientos contra la plaga del picudo rojo», apunta Chica. En el paseo de las Explanadas se retiraron también seis palmeras muertas que no han podido recuperarse tras la retirada de las hojas dañadas y los correspondientes tratamientos.

«Hemos salvado muchas»

Gloria Chica ha selado también que su Área lleva a cabo un tratamiento anual contra el picudo rojo, un coleóptero de origen tropical, originario del sudeste asiático y Oceanía. «Estos tratamientos se están realizando cada 35 o 40 días para paliar o minimizar el ataque de esta plaga sobre las palmeras», incide.

«Gracias a esta constancia en los cuidados de las palmeras hemos podido salvar muchos ejemplares del temido picudo rojo. Y en esta tarea hay que agradecer el esfuerzo de los trabajadores de la concejalía», ha remarcado Chica, quien ha dicho que a pesar de las limitaciones con las que se encuentran, seguirán con los medios de control autorizados actualmente «para evitar que se pierda este patrimonio vegetal de nuestra ciudad».