Pescadores de Motril alertan del riesgo de toparse con pateras abandonadas

El barco del patrón mayor de la cofradía de Motril se encontró con una patera enganchada en sus redes y la sacó del mar. /IDEAL
El barco del patrón mayor de la cofradía de Motril se encontró con una patera enganchada en sus redes y la sacó del mar. / IDEAL

Los servicios de rescate dejan a la deriva las embarcaciones en mitad del mar y el sector pesquero ha escrito al Gobierno para advertirle del daño que causan

Laura Ubago
LAURA UBAGOMotril

Cuando acabe el año, Motril habrá recibido a más de 9.000 inmigrantes en doce meses. Esta llegada masiva también ha revolucionado el mar de Alborán, donde pescan los barcos motrileños y almerienses. En alguna ocasión, los pescadores han sido los encargados de rescatar a estas personas y en otras muchas, se han topado con las pateras vacías y a la deriva, algo que supone un peligro, según argumentan.

La Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras ha escrito una carta al ministro de Fomento para advertirle de este problema. Los pescadores de Motril y Almería firman esta reivindicación para pedir que no se dejen abandonadas las pateras. «Estas embarcaciones tanto las que Salvamento Marítimo u otras entidades detectan en alta mar, como muchas otras que de forma silenciosa han intentado cruzar Alborán, quedan abandonadas bien a medio flote o bien sobre el lecho marino, suponiendo un altísimo riesgo para la navegación, la seguridad humana, la actividad pesquera y, en general, el medio marino y sus usuarios». Cuenta el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Motril, Ignacio López Cabrera, que él mismo se encontró hace muy poco con una patera enganchada en sus redes. La subieron a bordo y la tiraron en uno de los contenedores del puerto. Este armador indica que son muchas las embarcaciones con las que se cruzan los pescadores motrileños y almerienses y no entiende este 'descuido' que puedes salirle muy caro.

Cuando las pateras llegaban a la Costa granadina con menor frecuencia, era Salvamento Marítimo quien las traía enganchadas en sus barcos. Una patera, por su peso, puede retrasar la navegación, de ahí a que aparezcan cada vez más abandonadas a su suerte en alta mar.

El Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Granada indica que han llegado durante 2018, 237 pateras con inmigrantes a bordo a la Costa granadina, de las cuales se han realizado un total de 110 expedientes con propuesta de destrucción. De esas pateras, 90 han sido recuperadas por la Guardia Civil y 20 las ha traído Salvamento Marítimo. Una vez finalizado el expediente administrativo han sido destruidas. El resto, no se sabe dónde se han quedado.

El patrón mayor de los pescadores motrileños indica que estas pateras pueden afectar a la navegación. Podría producirse un choque con una embarcación o engancharse en las hélices del barco. «Un yate, de noche, podría tener un problema serio si se choca con una patera», aclara el representante del sector pesquero granadino.

Lo que no entiende Ignacio López Cabrera es como, siendo «Salvamento Marítimo los encargados de velar por la salud medioambiental del mar, dejan las pateras abandonadas. Están contaminando y eso es muy fuerte, por eso le hemos escrito una carta al ministerio de Fomento, de quien depende este organismo», aporta el patrón mayor de la cofradía de Motril.

Los pescadores, en su carta al ministro de Fomento, adjuntan una foto de una embarcación rígida, con parte fuera del mar, que se encontraron. Estaba en un caladero de la isla de Alborán. «Salvamento Marítimo rescató a las personas, pero sin embargo, nadie hizo nada con esta embarcación. Con esta imagen se puede ver el riesgo que este tipo de objetos flotantes supone para la seguridad humana y para la actividad pesquera y no es un hecho puntual... es frecuente y pasa el tiempo y nos seguimos encontrando este tipo de restos», exponen los pescadores que ruegan al ministerio que intente poner solución para dar más seguridad y que será una mejora ambiental, además.

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil desconoce si Salvamento se lleva o no las pateras, pero sí indican que ellos han intervenido directamente con sus embarcaciones en el remolque un total de 90 embarcaciones de inmigrantes con distintas características y dimensiones. «Estas embarcaciones han sido depositadas temporalmente en nuestra Unidad hasta la finalización del expediente administrativo citado en el punto segundo. En ningún caso han quedado a la deriva al entender que embarcaciones de este tipo pueden provocar riesgos de colisión con otras embarcaciones en condiciones de insuficiente visibilidad o niebla», apuntan desde el Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Granada.

A los pescadores motrileños y almerienses les han respondido desde el ministerio de Pesca. En esta carta les indican que en cuanto a las posibles vías de minimizar el impacto de estas embarcaciones abandonadas, cabe la posibilidad de que los pescadores reciban ayudas por participar en labores de recogida de residuos del mar, tales como artes de pesca perdidos y otros deshechos marinos, «como podría ser el caso».

El representante de los pescadores motrileños, no da crédito ante esta respuesta y pide al Gobierno que, en vez de proponer la búsqueda de ayudas, por recoger este residuo, procure no generarlo, no dejando pateras abandonadas que son un peligro.