Personas sin hogar podrán ducharse o cargar el móvil en un centro de atención en Motril

Miembros del Ayuntamiento y responsables de Cáritas, en la firma del convenio./JAVIER MARTÍN
Miembros del Ayuntamiento y responsables de Cáritas, en la firma del convenio. / JAVIER MARTÍN

Cáritas y el Ayuntamiento han firmado un convenio para que estos ciudadanos reciban asistencia socio sanitaria y de inserción laboral

REBECA ALCÁNTARAMotril

Las personas sin hogar tendrán pronto un centro en el que podrán recibir atención socio sanitaria. El Ayuntamiento de Motril y Cáritas han firmado un convenio de colaboración con el que el consistorio cede un local en los bajos de las viviendas sociales del barrio de Cerrillo Jaime para el desarrollo de un programa de atención a personas sin hogar o en situación de calle. Entre otras cosas, estos ciudadanos dispondrán de aseo, ducha, ropero, lavandería o carga para sus móviles. Pero también habrá una parte social, gracias a la que contarán con un lugar de descanso y convivencia y se les ofrecerá la posibilidad de acceder a orientación e intervención profesional con el objetivo de que puedan cambiar sus circunstancias.

La alcaldesa de Motriz, Flor Alón, y la directora de Caritas Diocesana de Granada, Luisa María Manso, han rubricado este acuerdo, mediante el cual el Ayuntamiento se compromete al pago de los recibos de agua corriente, de consumo eléctrico, del Impuesto de Bienes Inmuebles y de la tasa de recogida y tratamiento de basura del local cedido para el desarrollo del programa.

El local ha sido adecuado y equipado por Cáritas para su uso. Almón destacó que gracias a este proyecto muchas personas en situación de dificultad tendrán la oportunidad de contar con un espacio de convivencia, en el que reencontrarse, recuperar la confianza y fomentar las relaciones interpersonales y la participación.

El colectivo al que se dirige la atención de Cáritas son personas que no pueden acceder o conservar un alojamiento adecuado y permanente, ya sea por falta de recursos o por dificultades personales o sociales. Normalmente se trata de ciudadanos que han sufrido un número de sucesos traumáticos en un espacio de tiempo tan corto que han destruido su capacidad de respuesta y superación.

Los precursores del programa de atención explican que se trata de personas con «historias tristes», todas diferentes y muchas veces alejadas de estereotipos como el alcoholismo, la drogadicción, la violencia o la dependencia exclusiva de las ayudas públicas.

Desde el Ayuntamiento destacaron que con este convenio se apoya y comparte la responsabilidad de entidades como Cáritas, que tienen proyectos de trabajo con las personas sin hogar. La apertura de este local favorece la promoción e inserción socio laboral de estas personas, apoyándolas en el proceso formativo, en la búsqueda de empleo, el acceso a la vivienda o cubriendo necesidades básicas como alimentos, ropa, medicinas e higiene.

«Este equipo de Gobierno intenta siempre ayudar a quien peor lo está pasando. Por eso, prestamos toda nuestra colaboración a aquellas instituciones, asociaciones y oenegés que trabajan diariamente por el bien de otros y en este trabajo queremos reconocer y destacar a Cáritas, una institución que presta siempre su mano amiga a aquellas personas y familias que más lo necesitan», indicó Almón..

«Cáritas es una entidad con experiencia en la atención a personas y familias en exclusión social, y con este colectivo de personas sin hogar en particular. Por eso estamos orgullosos de apoyarles, porque, además, han demostrado que sus programas funcionan y se aplican en otros lugares», afirmó la alcaldesa, quien recaló que siempre van a estar a su lado, prestando ayuda en lo que necesiten.

 

Fotos

Vídeos