Órdago del gobierno de Motril: «O Costas abre la playa en 15 días o nos subimos a las máquinas»

La concejala Alicia Crespo, ayer, en la protesta de la playa de Poniente. / Javier Martín

El teniente de alcalde de Medio Ambiente exige que se agilicen las obras de regeneración y advierte que ha llegado la hora de exigir los espigones en la calle

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

«Esto no pasa en ninguna otra playa del mundo, si este problema lo tuvieran Málaga o Almería se arreglaba en cuatro días». Incrédulo e indignado, el teniente alcalde de Urbanismo de Motril, Antonio Escámez, se acercaba ayer a la playa de Poniente para apoyar la movilización vecinal y valorar la situación que genera el cierre de a las puertas de la temporada turística.

Como representante del Gobierno de Motril, Escámez daba un paso más lanzando un órdago a Costas para que, en lugar de mes y medio, termine las obras en dos semanas. Si no, será el propio Ayuntamiento y no los vecinos el que tome las riendas de las medidas de presión. «O terminan en 15 días o tendremos que subirnos a las máquinas, movilizarnos todo Motril o ir a Madrid, lo que haga falta, va siendo hora de que este movimiento para exigir los espigones tome las calles», advertía Escámez ante lo medios.

El responsable de Medio Ambiente y Urbanismo del Ayuntamiento motrileño recordaba cómo en una reunión mantenida con responsables del ministerio de Medio Ambiente en Madrid les anunciaron que el anteproyecto de los espigones estaba redactado y que faltaba el proyecto, que comenzaría por la salida del Río y terminaría en Carchuna-Calahonda. «Pero aquí estamos. Casi un año después y ni siquiera está licitado el estudio de un proyecto que, por otro lado, deja desprotegidas las playas de estos dos municipios, algo incomprensible», declaraba Escámez.

La arena, de Rules

El representante del gobierno de Motril avanzó que, de acuerdo con las las asociaciones vecinales y de empresarios, se han planteado dejar un margen de trabajo a Costas, «que se cumplirá el viernes de la semana que viene» para que termine la regeneración de la playa.

«Ese día saldremos a la calle si hace falta y se cortarán todas las zonas que más le duelan al gobierno, porque es la única manera que hay para que escuchen nuestras voces. Todos vamos a exigir a Costas, al Ministerio y al Gobierno de Rajoy, a todos los sitios donde podamos influir, para que de verdad comiencen de una vez estas obras», aseguraba tajante Escámez.

Además, tanto Antonio Escámez como la concejala de Playas, Alicia Crespo, opinaron que mientras llega la solución definitiva de los espigones para regenerar Playa Granada no se debería mover arena de un punto a otro de la Costa sino traerla de la cola de la presa de Rules.

Temas

Playa