La nueva comisaría de la Policía refuerza la seguridad en el regreso de la OPE, que acumula 12.376 viajeros

Vehículos esperan para embarcar en uno de los buques./Javier Martín
Vehículos esperan para embarcar en uno de los buques. / Javier Martín

Aumenta un 33,9% el flujo de pasajerosque llegan a Motril desde el Estrecho en los primeros tres días de operación retorno

PILAR GARCÍA-TREVIJANOMotril

La nueva comisaría de Policía Nacional del Puerto de Motril se estrena en plena OPE. La autoridad portuaria ha tenido que posponer la inauguración de las instalaciones al coincidir el fin de las obras con la etapa de mayor trabajo para los agentes. Las instalaciones, construidas en el muelle pesquero, junto a la dársena de las Azucenas, tiene capacidad para 65 funcionarios y cuenta con dos plantas y una torreta de vigilancia ubicada en la azotea con 357 metros cuadrados útiles para poder controlar los puntos de atraque de los ferries en los muelles. La actividad no cesa para las autoridades que inician la fase de retorno de la OPE a lo grande. Desde el 15 hasta el 18 de agosto, la policía ha controlado el regreso a Motril de 12.376 pasajeros.

La comisaría se encuentra frente al puesto de control de viajeros. El puerto afronta la OPE con un total de 146 efectivos e implementa la seguridad con especial atención en control de frontera, sección fiscal o unidad canina. Actualmente, el Puerto de Motril dispone de 87 agentes nacionales y 59 efectivos de la Guardia Civil. La edificación, con una inversión cercana a los 500.000 euros, combina sistemas de energía solar, geotérmica y aerotermia para su abastecimiento.

La antigua jefatura, situada junto al edificio de gobierno de la autoridad portuaria, es la sede provisional durante la OPE de este año de la benemérita. Una vez finalice la fase de retorno, el puerto decidirá que hacer con las instalaciones que quedarán vacías.

El refuerzo en seguridad ha supuesto un alivio a la autoridad portuaria que ha saldado con números positivos la operación salida. El puerto ha registrado un aumento del 2,7% en el número de pasajeros con respecto al ejercicio anterior. Los ferries dispuestos para cruzar el Estrecho también han transportado un 9,3% de vehículos más que en 2018. En total 74.420 pasajeros embarcaron en el puerto motrileño para atravesar el mar de Alborán y llegar al continente africano, frente a los 72.483 que lo hicieron el año pasado.

De esta forma la dársena granadina consigue reflotar ligeramente las cifras que arrojó la última OPE, cuando la afluencia de pasajeros cayó un 28% con respecto a 2017. El puerto ha pasado de ofrecer 1.850 plazas diarias a contar con 3.450 para esta edición. A pesar del refuerzo en el número de plazas, la OPE ha tenido que superar algunas vicisitudes. Los buques no empezaron a operar hasta a principios de julio. Estos barcos han cubierto las rutas con Melilla, Nador y Alhucemas. Por otra parte, en la recta final de la OPE el puerto contó con una baja en la línea a Melilla. Una avería en el Golden Bridge, el nuevo barco que une Motril y Melilla desde junio, obligó a cancelar todas las reservas de billetes la semana pasada. La compañía indicó que el incidente se produjo por un choque en el casco del barco.

La naviera FRS ofreció alternativas de viaje a todos los afectados. La empresa pidió a los pasajeros que esperasen para viajar en otro momento, utilizaran otra ruta o demandaran la devolución del importe del billete, por lo que el puerto perdió pasajeros en los últimos días de salida.

La autoridad se mantiene optimista y asegura que los datos de la operación retorno están siendo bastantes positivos. En los primeros tres días de la fase de regreso, que se estrenó el 16 de agosto, han pasado por el puerto 12.376 pasajeros, 3. 139 más que el año pasado, y 3.654 vehículos. Estas cifras suponen el aumento de un 33,98% y 51,05% en el flujo de viajeros y vehículos respectivamente. En las mismas fechas de 2018 el puerto sólo logró acumular 9.237 pasajeros y 2.419 vehículos.