Los nudistas de Cantarriján quieren que 'la vida sin ropa' llegue al chiringuito

La playa de Cantarriján es de tradición nudista desde hace años/JAVIER MARTÍN
La playa de Cantarriján es de tradición nudista desde hace años / JAVIER MARTÍN

Proponen que en algunos locales haya espacios en los que se pueda ir desnudo y creen que puede convertirse en un reclamo turístico

REBECA ALCÁNTARAMotril

¿Puede un nudista ir a un chiringuito sin tener que vestirse? En la Costa Tropical no. La asociación Amigos de la playa nudista de Cantarriján se reunió el mes pasado para organizar las actividades que van a poner en marcha ahora que se acerca el buen tiempo. Aprovechando el encuentro decidieron que podía ser una buena idea contactar con partidos políticos y entidades sociales para darse a conocer y para hacer propuestas de acciones que consideran que pueden ser positivas para ellos pero también para fomentar el turismo en el litoral granadino. Uno de los escritoslo enviaron a la asociación de chiringuitos de la Costa Tropical. Entre otros asuntos, los nudistas lanzan una propuesta, la de probar si funciona que algunos de los chiringuitos granadinos cuenten con una zona en la que se pueda comer y practicar nudismo.

Así lo explicó ayer el secretario de la entidad, Pedro Pérez, que destacó que aunque aún no exista este tipo de espacio la colaboración con este tipo de locales de hostelería es frecuente y positiva. Pérez consideró que puede ser una buena forma de atraer a visitantes que busquen un servicio que no suele ofrecerse, al tiempo que también se les da la posibilidad de estar más cómodos a los que practivan nudismo. El secretario de la asociación dejó claro que, por supuesto, no se trata de una iniciativa para todos los chiringuitos, sino para aquellos que están en una localización adecuada. Precisó también que una opción sería que hubiera espacios para nudistas y otros para textiles dentro del mismo local, como en su día se hizo con fumadores y no fumadores.

«Puede ser un experimento de cara al verano y si funciona alargarlo en el tiempo», indicó Pérez. Auntó, asimismo, que todo se haría con unas garantías de higiene. «Si te sientas en una silla siempre vas a poner una toalla, por ejemplo», dijo.

No es la única idea que ronda a esta asociación que en poco más de un año ha conseguido atraer a un gran número de miembros. De hecho a final de 2018 contaban con algo más de 40 socios y ya van por más de 70. Pérez indicó, como siempre han hecho desde la entidad, que lo que quieren es visibilizar la práctica del nudismo, pero nunca imponer. De hecho, en la playa de Cantarriján, aunque sea de tradición nudista, no hay ningún problema por ir con bañador. De hcho afirmó que hay muchas personas que han simpatizado con la entidad aunque no practiquen nudismo.

El secretario de la asociación Amigos de Cantarriján indicó que entienden que el nudismo, si se trabaja con entidades y administraciones, puede ser muy positivo para el tejido económico de la zona. Explicó que cada vez son más los turistas europeos que cuando organizan sus vacaciones lo hacen en función de la oferta de espacios nudistas que hay en cada destino, por lo que promocionar un espacio único como Cantarriján puede ser muy positivo. Recordó, de hecho, que este año la asociación ya estuvo presente en la feria de turismo de Madrid Fitur, de la mano del Patronato de Turismo de Almuñécar.

Pérez está convencido de que con la implicación de todos los agentes se conseguirá avanzar en este sentido. Además de con partidos políticos o asociaciones, también se han puesto en contacto con la Mancomunidad de Municipios de la Costa y mantendrán una reunión con su presidente esta misma semana para ver en qué se puede ir trabajando para potenciar este destino.

Además, el secretario de la entidad recordó que en unas semanas el área de Medio Ambiente comenzará el arreglo de la playa y está previsto que coloque la nueva cartelería en la que ya se indica que se trata de una zona de tradición nudista, una petición de la asociación.