El motrileño barrio de Capuchinos vibrará hoy con la procesión de la Pastora

El concejal Miguel González con el vecino homenajeado y su familia. /IDEAL
El concejal Miguel González con el vecino homenajeado y su familia. / IDEAL

La Asociación de vecinos Motril Este homenajeó a José Manuel Arrendó, que regenta una cafetería desde hace 35 años en el barrio

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

El motrileño barrio de Capuchinos se prepara para vibrar esta tarde con la procesión de la Divina Pastora, que saldrá a las siete de la tarde de su templo de la calle Pío XII. Será el colofón a unas fiestas vecinales en honor a la Divina Pastora que organiza la Asociación de vecinos Motril Este y que han tenido momentos emotivos como el homenaje a un vecino que lleva 35 años en el barrio y es muy querido, José Manuel Arrendó Jódar.

Así desvelaba el nombre del homenajeado el concejal de Participación Ciudadana, Miguel Ángel Muñoz: «Su infancia trascurrió en la vecina localidad de Salobreña donde curso los estudios primarios, luego el bachillerato en Motril e incluso residió un tiempo en Madrid para buscar trabajo, para buscarse el sustento. Tal y como le vino la vida se puso a trabajar con 20 años como camarero, y seguidamente, conoció a su mujer, a Puri. Llevan casados 38 años y tienen cuatro hijos: Jorge, Manuel, Roberto y Marta, así como, tres nietos: Beatriz, Sara y Manuel. Desde 1983 lleva ubicado en este maravilloso barrio en el local café-bar que regenta desde hace 35 años, sirviendo junto a su mujer, con mucha satisfacción a sus clientes y vecinos. Aunque en el camino he dado algunas pistas, sin más, desvelamos el nombre del vecino homenajeado en las Fiestas de la Divina Pastora 2018: Jorge Manuel Arrendó Jodar».

En los festejos el gimnasio Mawawi realizó una ofrenda floral a la Divina Pastora y también tuvo lugar una exhibición de la asociación de baile.

El pregón corrio a cargo de Ana Isabel Herrero Torrecillas, funcionaria del Ayuntamiento de Motril, quien recordó las numerosas iniciativas que han ido desarrollando los vecinos. «Empezamos de menos a más, con la ilusión de hacer cosas nuevas e innovar con actividades que englobaran al conjunto de la ciudadanía, con cariño, esfuerzo y dedicación por parte de todos», señalaba en un pregón que finalizó con el tradicional »¡Viva la virgen de La Pastora!«.