Motril recibirá 20 cruceros de lujo y un 53% más de pasajeros que en 2018

Cruceristas bajan del barco Berlín a su llegada al puerto de Motril / IDEAL
Cruceristas bajan del barco Berlín a su llegada al puerto de Motril / IDEAL

La dársena motrileña, que abrió ayer su temporada con el 'Berlín', se ha especializado en cruceros exclusivos que buscan puertos más tranquilos

LAURA UBAGO MOTRIL.

El puerto de Motril sabe que no juega en la liga de la dársena malagueña en cuanto a cruceros, por eso, su estrategia no es seducir a mega buques de miles de pasajeros sino convertirse en un espacio 'boutique' tranquilo y exclusivo. La dársena motrileña estrenó ayer su temporada de cruceros 2019 y para recibir a los cruceristas, les pusieron en el muelle dulces típicos de Semana Santa; pequeños detalles que no pueden tener en un puerto al que llegan miles de personas a la vez.

El puerto de Motril va consolidando su rol de dársena para cruceros 'premium' y, este año, de los 27 que harán escala, 20 de ellos están considerados de lujo -según la segmentación que hace la Organización Mundial del Turismo dependiente de Naciones Unidas- por el tamaño del pasaje y por el precio de los camarotes. Algunos son cruceros originales que buscan ofrecer algo diferente al viajero y que llegan al puerto de Motril buscando calma y tener la Alhambra a tiro de piedra. Y van al alza. La previsión para este 2019 en el puerto de Motril es de más de 10.000 cruceristas, es decir, un 53% más que el año pasado.

El presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes, ha cifrado en dos millones de euros el impacto económico que el sector puede tener en la zona de Motril, por lo que «es fundamental la colaboración con el ayuntamiento de la ciudad».

La concejal de Turismo de Motril, Alicia Crespo, considera, en la línea expuesta por el puerto, que «la coordinación entre instituciones es importante para que el crucerista quede satisfecho de la oferta del municipio». El crucero más grande que vendrá a Motril en 2019, es el Peace Boat (barco de la paz) que tiene capacidad para 1.400 pasajeros, la mayoría de los barcos que harán escala rondan los 600 cruceritas y también hay algunos más pequeños con capacidad entre 100 y 200.

El crucero Berlín, de la compañía FTI Cruises, inauguró ayer la temporada, que acaba en noviembre, con un pasaje a bordo de 320 personas, en su mayoría de nacionalidad alemana. El buque, procedente de Cádiz, llegó al filo de las ocho de la mañana y se quedó hasta por la noche.

Un buen recibimiento

Al tratarse del primer crucero de la temporada, el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes, entregó una metopa al capitán del buque, en un sencillo acto en el que también participó el Ayuntamiento de Motril, la Mancomunidad de Municipios, el Capitán Marítimo y Consignaciones y Estibas Motril.

Unas 300 personas, entre pasajeros y tripulación, se acercaron a la ciudad de Motril en los autobuses lanzadera que en intervalos de treinta minutos conectaron el puerto con la ciudad hasta las siete de la tarde. El resto, fueron de excursión a Granada, la Alhambra y Salobreña.

Para recibir a los cruceristas se les ofreció una degustación de repostería local típica de Semana Santa a pie de barco para conocer las Costas Tropical y sus sabores.