Motril 'exporta' su apuesta por un mar limpio y una pesca sostenible a todo el litoral andaluz

Los pescadores recogen basura del fondo del mar cuando salen a faenar./ECOPUERTOS
Los pescadores recogen basura del fondo del mar cuando salen a faenar. / ECOPUERTOS

El proyecto Ecopuertos, que ya ha recogido más de 60.000 datos en el litoral granadino, se extenderá a todas las costas andaluzas

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

En el año 2013 la idea de l científico de la Universidad de Cádiz Enrique Montero, encontraba acogida en Motril «gracias a la concienciación ambiental» del patrón mayor de la Cofradía de Pescadores local, Ignacio López. Nacía así el proyecto Ecopuertos, que contaría con el apoyo de varias administraciones, y cuyo objetivo principal es implicar a los pescadores en la limpieza del mar. En estos años se han registrado más de 60.000 datos en el litoral granadino y se han puesto en marcha actuaciones similares en otros lugares siguiendo el modelo impulsado desde Motril. Ahora, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, anuncia que quieren llevar este tipo de actuación a todo el litoral andaluz mediante una colaboración directa con las cofradías de pescadores.

Montero afirma que es una gran noticia que este modelo se vaya a utilizar en todo el litoral. De esta forma se podrán obtener datos para conocer de dónde procede la basura marina que hay en cada punto. Indica que ellos ya han realizado estudios por ejemplo en Sanlúcar de Barrameda y que el tipo de objetos que se hallaron allí son distintos a los que se encuentran en la zona de Motril.

Sobre por qué se eligió para impulsar esta iniciativa a los pescadores motrileños, una cofradía mucho más pequeña que las de otras zonas de Andalucía, Montero señala que casi fue una casualidad. En Motril ya había pescadores interesados en la búsqueda de modelos más sostenibles. Se interesó por estas acciones y se encontró con un patrón mayor, Ignacio López, muy implicado y dispuesto a colaborar con los expertos para mejorar la situación de los caladeros. «Yo hablé con pescadores de otros puertos, pero no mostraron interés. Por eso arrancamos en Motril», explica el científico.

Y es que Ignacio López tiene claro que mantener el mar limpio es un trabajo de todos y es algo imprescindible para los pescadores. «Nosotros (los pescadores) somos los que más datos tenemos y aportamos ese conocimiento al mundo científico. Una pesca sostenible lo único que quiere decir es que se trabaje buscando un equilibrio. Tenemos claro que para nosotros la salud del ecosistema es imprescindible. Es eso lo que nos da de comer», asegura el patrón mayor de la cofradía motrileña. Indica que el mal estado de los caladeros conlleva también una baja reproducción de las especies marinas, lo que perjudica directamente las capturas de los pescadores.

Sobre el hecho de que esta iniciativa que arrancó en el litoral granadino hace más de un lustro vaya llegar ahora a otros puntos, López considera es muy importante porque de esta forma habrá más información para prevenir que los daños al mar se sigan produciendo. Recuerda que desde Motril se lleva mucho tiempo apostando por una pesca sostenible e indica que el sector cada vez tiene más presión de las instituciones europeas para adaptarse a unos estándares. Por eso, entre otras cosas, proyectos como Ecopuertos resultan ya casi imprescindibles.

Montero, el impulsor de este proyecto, recuerda además que el objetivo de esta iniciativa no es tanto limpiar el mar como averiguar cuál es el origen real de de la suciedad que se encuentran en él. «Limpiar el mar a estas alturas es imposible. Pero sí podemos recoger muestras y saber cuál es el origen de esa suciedad para que las administraciones, después, adopten medidas para evitar que esa suciedad continúe llegando al agua», explica el científico. Y este objetivo es, precisamente, una de las principales diferencias entre Ecopuertos y otro tipo de proyectos que buscan sólo realizar acciones de retirada de basuras marinas.

El científico de la Universidad de Cádiz señala que por ejemplo en algunas zonas del litoral granadino se ha comprobado que gran parte de los residuos son de procedencia terrestre. Una de las conclusiones es que hace falta una mejora en el sistema de gestión de los residuos plásticos que generan los cultivos de invernaderos. En los fondos someros (los de menos profundidad) hay un 20% de 'basura marina' que llega de la pesca con caña. Son sólo algunos de los ejemplos de las conclusiones a las que se ha llegado tras varios años de recogida de datos. Ahora mismo hay 60.000 analizados, pero Montero confía en que pronto se logren los 100.000. Eso supone, afirma, que en este momento el litoral granadino es sobre el que más información hay de este tipo.

En todo este trabajo lo pescadores son clave, por eso el impulsor del proyecto destaca el hecho de que la Junta pretenda llegar a acuerdos con las cofradías de pescadores para poner en marcha estas acciones en otros puntos de Andalucía. Considera que es la mejor forma. «Nosotros no podríamos haber hecho todo esto sin el trabajo, la voluntad y el conocimiento de los pescadores», indica.

Y es que este científico deja claro que si se hubiese tenido que contar sólo con buzos expertos para sacar la basura marina que después se analiza, el proceso habría sido mucho más costoso y sería prácticamente imposible contar con un volumen de datos tan grande. Y precisamente ese volumen es lo que hace que las conclusiones sean fiables.

Son los propios pescadores los que cuando salen a faenar regresan con la basura que han ido cazando al soltar sus redes.

«Es un trabajo que necesita años», señala, al tiempo que recuerda que ahora se está preparando un software que permitirá tratar miles de datos con más facilidad.

Además, el proyecto lleva aparejadas diferentes acciones de concienciación como charlas en colegios o actividades de limpieza con niños. Junto con los expertos científicos y la Cofradía de Pescadores, que impulsaron el proyecto, numerosas entidades también participan, es el caso de Ecoembes o el Batallón Basurista SNL, entre otras. El objetivo es contribuir a que todos los sectores de la sociedad se impliquen en el cuidado del medio ambiente.