Motril acoge en un edificio municipal a 70 inmigrantes que han sido puestos en libertad tras pasar por el centro del puerto