Los módulos para inmigrantes ya están en el puerto de Motril

Algunos de los módulos ya podían verse ayer/JAVIER MARTÍN
Algunos de los módulos ya podían verse ayer / JAVIER MARTÍN

Las casetas aún no están terminadas de montar y el SUPafirma que las inspeccionará para comprobar que son adecuadas

REBECA ALCÁNTARAMOTRIL

Los módulos prefabricados para el campamento de inmigrantes ya están en Motril. Las nuevas infraestructuras comenzaron a llegar este fin de semana, tal y como adelantó la subdelegada del Gobierno, Inmaculada López, el pasado miércoles. Lo que todavía no han concluidos son las labores de montaje. Desde la Subdelegación apuntan que están pendientes de que vengan a realizar el montaje desde la Dirección General de Policía.

Las casetas sustituirán a las tiendas de campaña que se instalaron a final de agosto y se ubicarán en el mismo solar en el que estaban colocadas. Según el Sindicato Unificado de Policía (SUP)son ocho los módulos que se van a colocar, aunque la Subdelegación del Gobierno no ha concretado ni el número ni la capacidad que tendrán. Tampoco cuándo estarán en funcionamiento, aunque sí ha dejado claro que se atenderá a los inmigrantes que lleguen aunque estas instalaciones no están terminadas. El SUPentiende que estas nuevas infraestructuras podrán albergar al mismo número de personas que las tiendas de campaña, es decir, unas 250.

Las casetas se están instalando de dos en dos y los policías creen que a mediados de esta semana ya podrán estar funcionando, aunque no está claro que sea así. Una de las oficinas de los agentes que estaba en las tiendas de campaña, ya está siendo montada en este nuevo espacio.

El sindicato policial se mostró satisfecho con la medida adoptada por el Gobierno, aunque consideró que tendría que haberse hecho antes. Eso sí, desde el SUP indicaron que una vez que las casetas estén completamente instaladas harán una inspección cuidadosa para cerciorarse de que realmente se encuentran en las condiciones adecuadas. «Queremos estar seguros de que los módulos están bien aislados y de que funciona el sistema de climatización», apuntaron desde el sindicato, al tiempo que recalcaron que es imprescindible que los agentes puedan realizar su trabajo de forma digna y que el sistema de acogida de los inmigrantes también sea mejor que el actual.

Sobre la ubicación, los módulos están en el mismo solar en el que la UME (Unidad Militar de Emergencia) colocó las tiendas de campaña, un espacio que se ha inundado varias veces por la lluvia. Precisamente para evitar que estos charcos vuelvan a aparecer, la subdelegada del Gobierno aseguraba la semana pasada que se colocarían las casetas «un poco más arriba». Al mismo tiempo, Inmaculada López afirmó que estos problemas por la lluvia se producían en la zona de las oficinas, y no en las tiendas donde duermen los inmigrantes, y dejó claro que estas personas no habían dormido en las instalaciones cuando había hecho mal tiempo.

Precisamente, las malas condiciones del campamento han provocado que en octubre se haya reducido la llegada de inmigrantes a Motril, en comparación con los que han sido trasladados a Málaga y Almería.

En concreto, en las tiendas de campaña montadas por la UME se ha atendido a 1.095 personas en septiembre y a 501 hasta mediados de octubre, «siempre en condiciones climatológicas favorables», según la Subdelegación.

Eso sí, hay que recordar que estos módulos siguen siendo provisionales, al igual que en su día lo eran las tiendas de campaña, y que se utilizarán hasta que se haya remodelado el antiguo edificio del Centro de Acogida Temporal a Extranjeros (CATE) que hay en el puerto de Motril. Según informó el Ministerio del Interior a IDEAL, estas obras de mejora podrían empezar entre diciembre y enero, aunque aún se desconocen las características del proyecto y el presupuesto que se destinará a esta nueva infraestructura. Cabe señalar que en febrero el Defensor del Pueblo ya pidió el cierre de este CATE, por las malas condiciones en las que se encontraba. Por el momento, se sigue utilizando para la recepción de migrantes que son trasladados al puerto motrileño.