Medio centenar de personas se quitan el bañador en Cantarriján por el día del nudismo

Medio centenar de personas se quitan el bañador en Cantarriján por el día del nudismo
IDEAL

La asociación tuvo que poner un tendedero adicional para que los usuarios soltaran la ropa

R.IAlmuñécar

Los bañistas con intenciones de iniciarse en el natursimo encontraron ayer la excusa perfecta en Almuñécar. La asociación de Amigos de Cantarriján consiguió que, además de los usuarios habituales, medio centenar de personas se despelotaran para conmemorar el día del Nudismo.

Sin vergüenza, ni tapujos, almuñequeros y visitantes colgaron uno a uno la ropa en el tendedero del chiringuito La Barraca. Hubo tanta afluencia que la asociación tuvo que añadir una cuerda adicional para que los usuarios soltaran la ropa. Con «respeto y buen rollo» el chiringuito agasajó con refrescos y cañas a los atrevidos que decidieron desprenderse del bañador con el objetivo de concienciar a los usuarios de la «naturalidad y normalidad» del cuerpo desnudo.

Desde la asociación apuntan que la medida ha tenido bastante acogida. «A las dos ya nos habíamos quedado sin cerveza. Normalmente no recibimos mucho público los fines de semana y esta vez la playa estaba ambientada», manifiesta su presidente. Familias enteras se sumaron a la reivindicación y a la muestra simbólica para difundir las bondades del nudismo. «Incluso unos padres colgaron un pañal de las cuerdas como muestra personal», ha asegurado la asociación.

La playa de Cantarriján, situada en el paraje natural de Maro- Cerro Gordo, es una de las más conocidas de la provincia para practicar el nudismo y una de las tres que recoge la Federación Española de Natursimo, junto a la playa del Muerto (Almuñécar) y La Joya (Motril).