La llegada de una patera llena de ciudadanos de Bangladesh destapa nuevas rutas de las mafias

Un total de 79 inmigrantes llegaron ayer por la tarde a Motril, gran parte de ellos era de Bangladesh./R. A.
Un total de 79 inmigrantes llegaron ayer por la tarde a Motril, gran parte de ellos era de Bangladesh. / R. A.

Todos pasaron la noche en el antiguo CATE, ya que el campamento habilitado en el puerto está inoperativo tras las inundaciones de la pasada semana

REBECA ALCÁNTARAMOTRIL

Motril volvió a vivir ayer una jornada agitada. Un grupo de 79 inmigrantes desembarcó poco antes de las seis de la tarde en el puerto motrileño. Venían a bordo de la Salvamar Hamal. Lo más llamativo es que la mayoría de ellos eran de Bangladesh, algo bastanta inusual. Entre los migrantes había, además, una decena de menores de edad y al menos un argelino. Por la mañana habían llegado una treintena de magrebíes.

La llegada de estos ciudadanos procedentes de Bangladesh destapa la existencia de nuevas rutas de las mafias, que hasta ahora no había hecho uso del Estrecho para traer a inmigrantes asiáticos.

El rescate se había producido unas horas antes en el mar de Alborán. Salvamento Marítimo había encontrado a 136 migrantes a bordo de tres embarcaciones. Finalmente, una parte fue traído a Motril y el resto, 57, llevados al puerto de Almería.

El dispositivo de búsqueda se inició pasadas las 10.20 horas tras recibir el aviso de una ONG que alertaba de la salida de varias neumáticas desde la costa de Cabo Tres Forcas .

Fue el avión Indalo del Frontex el que en un primer momento avistó dos neumáticas que se encontraban muy cerca una de otra en torno a unas 21 millas al este de la isla de Alborán, con 57 y 49 personas a bordo, respectivamente.

Posteriormente, la Salvamar Hamal rescató a una treintena de personas de una tercera embarcación.

La recepción de los migrantes, una vez llegados a Motril, fue algo más complicada que en otras ocasiones. Algunos de ellos no hablaban ni inglés ni francés y tuvo que ser una de las personas que había llegado de Bangladesh el que actuó de intérprete con Cruz Roja para tomarles los primeros datos y darles la ropa para cambiarse.

Al menos tres personas tuvieron que ser trasladadas en silla de ruedas porque no se encontraban bien de salud, el resto estaba en buen estado, incluidos los más pequeños. Todos los encargados de prestar la atención resaltaban lo novedoso de que gran parte de los migrantes procedieran de Bangladesh, aunque no tenían claro si era la primera vez que se daba esta circunstancia en Motril. Hace un par de meses sí que llegó al puerto de Almería un grupo de migrantes procedentes de este país que habían sido rescatados de una patera.

Antiguo edificio

Todos los migrantes pasarán las próximas 72 horas en el antiguo CATE (Centro de Atención Temporal a Extranjeros), que es el espacio de recepción hasta que se adecente el campamento tras los desperfectos sufridos por las inundaciones que provocaron las lluvias de la pasada semana. Otros treinta migrantes, en este caso de origen marroquí, fueron también traídos ayer a Motril por la mañana. El Servicio Marítimo de la Guardia Civil interceptó dos embarcaciones cerca de la costa de Granada ocupada por 15 magrebíes, cada una de ellas.

La primera embarcación, una patera casera de seis metros de eslora revestida de fibra, fue localizada pasadas las seis de de la madrugada por las cámaras del Servicio integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) y a su rescate, a unas tres millas al sur de la playa de El Pozuelo, acudió la patrullera 'Rio Aragón'.

La segunda embarcación fue vista a unas 5 millas del Cabo Sacratif, en Torrenueva. Los ocupantes de ambas pateras, todos en buenas condiciones de salud, fueron puestos a disposición de la Policía Nacional en el centro de acogida temporal del que dispone en el puerto de Motril, donde estarán las próximas 48 horas hasta que puedan salir en libertad de nuevo.

Fotos

Vídeos