La llegada de inmigrantes irregulares al puerto de Motril se cuadruplica

La llegada de inmigrantes irregulares al puerto de Motril se cuadruplica
EFE

Durante el verano y hasta que concluyó septiembre habían sido trasladadas a la dársena 4.638 personas, frente a las 1.165 del verano pasado

REBECA ALCÁNTARAMOTRIL

Un total de 4.638 inmigrantes irregulares fueron acogidos este verano en Motril después de ser rescatados de las pateras en las que viajaban rumbo a España. Los números son fríos cuando se analiza un fenómeno tan complejo como el de la inmigración, pero reflejan una realidad. La cifra cuadriplica a la registrada en el mismo periodo del año pasado, cuando fueron 1.165 las personas trasladadas al puerto y es casi seis veces superior a la registrada hace dos años. Son los datos oficiales facilitados por el Ministerio del Interior. Los últimos llegaron ayer por la noche. Un grupo de 107, entre los que había una embarazada, y que fueron trasladados a Motril por la Salvamar Hamal.

El dato no incluye a los inmigrantes que han sido traídos a Motril en lo que llevamos de octubre, lo cual sumaría varios centenares a esta cifra final.

Los datos muestran que septiembre, de los cuatro meses de verano, fue el que más llegadas de inmigrantes registró, con un total de 1.485. Le sigue agosto, con 1.193; y junio, con 1.030. Julio fue el más tranquilo y, aún así, sólo en ese mes se atendió a más personas que en todo el verano de 2017. En julio, además, fue precisamente cuando más inmigrantes llegaron a Motril en 2017 y sólo fueron 462.

El aumento del flujo migratorio ha tenido consecuencias a lo largo de estos meses en la ciudad. Las administraciones han tenido que ir adaptándose a las circunstancias, con más o menos previsión, según el momento.

El Ayuntamiento cedió un polideportivo, en los meses hasta final de agosto. Algo que si bien no fue muy bien acogido por las oenegés, que dudaban de que la atención dispensada en este espacio fuera adecuada, sí sirvió para dar un techo a los inmigrantes. Llegó a darse la situación, incluso, de que un grupo de personas tuvieran que pasar la noche en la cubierta de una salvamar ante el colapso tanto del centro deportivo como del Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE). Finalmente, a final de agosto se instaló un campamento en el puerto, con capacidad para 250 personas.

Cifras récord en España

La realidad que está viviendo Motril estos últimos meses se repite en el conjunto del país. En lo que va de año han llegado a las costas españolas un total de 43.467 inmigrantes, un 206% más que en el mismo periodo del año pasado, según las cifras de Interior. Los datos de la Organización Internacional para las Migraciones, dependiente de Naciones Unidas, indican que nuestro país es el que más inmigrantes irregulares ha recibido este año en Europa, donde han llegado un total de 88.736. Italia atendió a 27.712, Grecia a 24.912 y Malta, a 989. Un total de 1.839 personas perdió la vida tratando de atravesar el Mediterráneo, 420 en las costas españolas.

España recibe a 11.000 menores no acompañados

El diputado del PP en el Congreso Carlos Rojas dijo ayer que hasta septiembre de 2018 se ha registrado en España la llegada de 11.000 menores extranjeros no acompañados (MENA), lo que supone un 134% más que en todo el año pasado. «Un 50% de ellos está en Andalucía, que tampoco hace nada. Dos administraciones socialistas que no sirven para dar soluciones a los españoles», apuntó.

Para el popular, esto es un ejemplo del «descontrol» que, a su juicio, existe en el Gobierno, situación que extendió a todo el gabinete que, según declaró, sólo piensa en la actualidad «en sostenerse». «Cada día es un episodio nuevo», dijo, antes de apuntar que el delegado del Gobierno de Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, tuvo que desmentir a la ministra portavoz, Isabel Celaá, después de que dijera que se iban a invertir tres millones para un nuevo Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en Motril .

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, acusó al PP de estar haciendo desde la oposición «un efecto llamada a la xenofobia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos