¿Cómo es el interior del portaviones Juan Carlos I?

El portaviones cuenta con una torre de control como la de un aeropuerto/ALFREDO AGUILAR
El portaviones cuenta con una torre de control como la de un aeropuerto / ALFREDO AGUILAR

Unas 400 personas vienen a bordo de este barco, el de mayor tamaño de nuestras Fuerzas Armadas

REBECA ALCÁNTARAMOTRIL

¿Cómo es el interior del buque Juan Carlos I? Es el barco de guerra más grande construido en nuestro país y tiene base en Rota. Cerca de 400 personas han llegado hoy a bordo de este portaviones, que inicialmente iba a estar en Motril en mayo, pero que tuvo que retrasar su llegada por una misión en Kuwait hasta donde tuvo que ir como apoyo a un contingente del Ejército.

Se trata de un buque relativamente joven, lleva al servicio de la Armada operativo desde hace ocho años, pero ya ha estado apoyando a los contingentes que están desarrollando labores de mantenimiento de paz en Irak y también ha estado en Egipto y la India. El comandante del Grupo de Acción Naval, Ricardo Hernández, asegura que el buque es «un orgullo de la industria de Defensa española», porque ha sido contruido en nuestra país y equipado en un 90% de forma nacional.

El barco de la Armada combina las características de un buque anfibio con las de un portanaves. En su interior pueden ir hasta un centenar de vehículos, seis o siete aviones y una cifra idéntica de helicópteros y cuenta con una torre de control como la de cualquier aeropuerto, así como de un hospital que incluso tiene dos quirófanos. En el buque pueden dormir hasta 1.500 personas.

Se trata de un diseño que ha tenido un gran éxito, no sólo por como ha funcionado en las misiones sino también porque por el momento ya ha sido exportado a Australia y Turquía, y es posible que llegue a otros países. El comandante del Grupo de Acción Naval ha destacado que se trata de un mercado en el que se compite con los países con mayor potencial naval del mundo y que es limitado porque hay muy pocas naciones que puedan adquirir un buque de estas características. De hecho, actualmente sólo Estados Unidos, Francia, Italia y Reino Unido cuentan un barco de este tipo.

Cuando el Juan Carlos I no está realizando alguna misión, se encuentra en la base de Rota, donde se realizan labores constantes de mantenimiento. Es importante que la tripulación esté coordinada, una labor que no resulta sencilla, y que conozca al milímetro un buque que es como una pequeña ciudad.

Fotos

Vídeos