La Guardia Civil detuvo a uno de los 'narcos' desnudo en la playa de Calaíza y otros dos lograron huir tras una persecución de película

Los fardos de hachís recuperados por la Guardia Civil. /Javier Martín y Guardia Civil
Los fardos de hachís recuperados por la Guardia Civil. / Javier Martín y Guardia Civil

La 'narcolancha' huía a más de 25 nudos de velocidad entre Almuñécar y La Herradura y uno de los 'narcos' cayó al agua

Mercedes Navarrete y José Ramón Villalba
MERCEDES NAVARRETE Y JOSÉ RAMÓN VILLALBA

La Guardia Civil de la Costa granadina ha dado el mayor golpe al narcotráfico de los últimos cinco años en una operación, con persecución de película incluida por tierra y mar, en la que se han incautado 2.560 kilos de hachís y se ha detenido a un supesto narco marroquí de 37 años. La Guardia Civil ha desvelado hoy nuevos detalles sobre la operación que IDEAL adelanta hoy en exclusiva y que se desarrolló en la madrugada del 13 de diciembre en la playa de Calaiza de La Herradura.

Fueron las cámaras del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior de la comandancia de la Guardia Civil de Granada, a través de la estación de Almuñécar, las que detectaron una embarcación sospechosa que pasados diez minutos de las doce de la noche navegaba a una velocidad de entre cuatro y cinco nudos por aguas de Almuñécar.

Más información

Inmediatamente, la embarcación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil salió a peseguir al 'track' sospechoso para identificarlo y la alcanzaron sobre la una de la madrugada. Los cuatro agentes que iban a bordo de la embarcación de la Guardia Civil consiguieron acercarse a la 'narcolancha' y comprobaron que iba ocupada por tres personas. Y no había duda, iba repleta de fardos de droga.

Ahí se inició la persecución de película. Cuatro guardia civiles contra tres 'narcos'. Los 'malos' aceleraron los motores de la 'narcolancha' de 900 caballos de potencia y pusieron rumbo hacia la costa, que estaba muy próxima, perseguidos por la embarcación de la Guardia Civil. En la frenética huída, en la que los narcos iban arrojando los fardos por la borda, uno de ellos cayó al agua. Según pudo saber IDEAL, fue una persecución extremadamente peligrosa con maniobras en la que los agentes se la jugaron.

La narcolancha logró arribar a tierra, a la playa de Calaiza, y entre la oscuridad de la noche, los dos 'narcos' lograron huir. Mientras desde tierra la Guardia Civil desplegaba un dispositivo en tierra buscar a los huidos, los agentes del Servicio Marítimo buscaban al que había caído al agua.

Por tierra

A las tareas de búsqueda se sumaron también Salvamento Marítimo de Almería y agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Málaga.

Desde el puesto del SIVE, los agentes encargados de las cámaras térmicas, detectaron al 'narco' que, tras caer al agua, había conseguido llegar a nado a la orilla y huir por un terreno escarpado y de difícil acceso.

Siguiendo las indicaciones de los agentes del puesto de mando, que seguían 'el punto' que les aparecía en la cámara térmica, en tierra los guardia civiles lograron localizar y detener al presunto narco. Lo hallaron agazapado entre unos matorrales, mojado y completamente desnudo.

Por último, los guardia civiles del Servicio Marítimo han conseguido recuperar un total de 83 fardos de hachís, incluidos los arrojados al mar. Además en la operación se han incautado de cuatro teléfonos móviles, un radioteléfono, herramientas de navegación, 2 pantallas MAP 78 y 276, 325 litros de gasolina y la embarcación en la que transportaban la droga.

Se trata de una lancha semirrígida de 11 metros de eslora con tres potentes motores fueraborda, que ahora pasará a disposición judicial y que podría ser entregada a la Guardia Civil más adelante, si así se determina una vez se culminen los informes de viabiliadd y los preceptivos trámites.

La Guardia Civil enmarca la operación dentro del «esfuerzo» que la 4ª Zona de la Guardia Civil está desarrollando en el Campo de Gibraltar y su zona de influencia contra el narcotráfico.

 

Fotos

Vídeos