El fenómeno «muy excepcional» que tiñe de verde el agua de las playas de Granada

Una mancha verde tiñe el agua de las costas granadinas./PEDRO M. SÁNCHEZ
Una mancha verde tiñe el agua de las costas granadinas. / PEDRO M. SÁNCHEZ

Una acumulación de microalgas es la responsable del peculiar color del litoral tropical

JOSÉ IGNACIO CEJUDOALMUÑÉCAR

En los últimos días se han podido detectar en las costas granadinas una especie de espumas o mareas verdes que están causando mucha inquietud entre los bañistas. Pedro M. Sánchez, director del Aula del Mar y catedrático de Botánica en la Universidad de Granada (UGR), ha realizado observaciones microscópicas para intentar averiguar qué está provocando la aparición de estas manchas.

«Se trata de una particular floración de microalgas que de forma itinerante van visitando la mayor parte de nuestra Costa. Es un fenómeno muy excepcional constituido básicamente por microalgas doradas junto a grandes dinoflagelados, algunas diatomeas, protozoos y bacterias», describe el científico. «Los resultados preliminares parecen indicar que esta floración es, en principio, inocua», informa el director del Aula del Mar. «Esto no quiere decir que no debamos estar alerta, ya que los organismos que la forman pueden variar y dar lugar a elementos de toxicidad», advierte Pedro M. Sánchez. De ahí que, por precaución deban evitarse. Además, a priori se descarta que estas manchas tengan relación con los vertidos que han aparecido en la playa de Salobreña.

«La obtención de cultivos unialgales y su adecuada identificación taxonómica nos dará información más precisa sobre su toxicidad y posible aplicación, aunque sobre todo hemos de estudiar y establecer las causas que han inducido su formación, porque puede que estemos ante un nuevo fenómeno consecuencia de las interacciones que realizamos en nuestro mar», califica el director del Aula del Mar. Pedro M. Sánchez opina, sin embargo, que puede ser «una agregación de organismos de la capa superficial del agua acumulados por el viento».

Para poder comprender con exactitud qué da lugar a esta floración de microalgas se hace necesaria una infraestructura de la que el Aula del Mar no dispone. «Ahora mismo no tenemos la posibilidad de investigarlo porque no disponemos de los recursos ni los equipos para hacerlo, no estamos funcionales», lamenta el director del proyecto. Sánchez explica que por el momento no ha podido más que trabajar con una pequeña muestra que ha cultivado y que mantiene en proceso de aislamiento. Podría tener resultados más concretos en una semana.

El proyecto del Aula del Mar que la Universidad de Granada, el Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI.MAR) y el Puerto de Motril quieren desarrollar en el litoral granadino pretende aunar conocimiento, gestión y divulgación de las Ciencias del Mar, desde aspectos biológicos, geológicos y de ingeniería hasta sanitarios y culturales. «Si seguimos ignorando estas señales de alarma acabaremos como otras costas fuertemente contaminadas en las que desaparecen las praderas de hierbas marinas, las algas rojas y pardas se sustituyen por las verdes, las mareas rojas se generalizan y los peces e invertebrados son intoxicados. La pesca desaparece, el mar muere y el turismo se va», sentencia Sánchez.

El Aula del Mar que se pretende impulsar, «probablemente pionera en nuestro país», ofrecería actividades que están relacionadas con la erosión de las costas, el control y la eficiencia de aguas residuales, la evaluación y asesoramiento de pesquerías y productos acuícolas, el desarrollo de rutas turísticas ligadas al mar o la introducción de nuevas técnicas de explotación sostenible, todo para hacer del litoral de Granada «un ejemplo de gestión integrada».

Más información

Fotos

Vídeos