Los empresarios de la Costa reclaman un acuerdo para frenar las nefastas consecuencias de la huelga de basura

Los contenedores amanecían esta mañana llenos de basura tras dos noches sin recogida/JAVIER MARTÍN
Los contenedores amanecían esta mañana llenos de basura tras dos noches sin recogida / JAVIER MARTÍN

El Ayuntamiento ha puesto una nueva propuesta sobre la mesa, que los trabajadores analizarán esta tarde en asamblea

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

Los empresarios de la Costa piden a Ayuntamiento y trabajadores de la limpieza que lleguen a un acuerdo antes de que las consecuencias de la huelga de la basura sean peores. Las calles de Motril han amanecido hoy contenedores a rebosar tras la segunda noche sin recogida. La imagen del centro de la ciudad empieza a ser cuando menos, poco agradable, y tanto los hosteleros como la Cámara de Comercio motrileña y la asociación Aecost reclaman entendimiento, porque el hecho de que este paro se alargue puede ser muy perjudicial para la economía y el turismo.

La situación estaba ayer en punto muerto. La teniente alcalde responsable de Personal, María Ángeles Escámez, afirmaba entonces que su propuesta no iba a cambiar. Pero esta mañana, ha decidido reunirse con los representants sindicales para poner una nueva oferta sobre la mesa, en realidad más que nueva, la misma pero con algunos matices. Se sigue optando por la vía de los tribunales, pero se permite a los trabajadores recurrir en el Supremo y, además, el acuerdo se tendrá que ratificar en pleno. Esto último quiere decir, que si esta tarde los trabajadores aceptan, la huelga quedará en suspenso hasta la celebración de esa sesión plenaria.

El representante sindical de CCOO, Juan Francisco Martín, afirma que se hará lo que quieran los trabajadores decidan. Será esta tarde, a las 18.00 horas, cuando se celebre en el Ayuntamiento una asamblea de cuya votación saldrá lo que puede ser una solución, al menos provisional, a este conflicto.

El presidente de la Cámara de Comercio motrileña, Ángel Gijón, lamentaba hoy lo perjudicial que es la imagen que se ha dado de Motril estos días, unos efectos negativos que sufre la economía en general y el turismo en particular. «Es necesario que al menos haya un acuerdo temporal», indicaba, en referencia a que a partir de mañana, Jueves Santo, la Costa se juega mucho, ya que es el momento en el que empiezan a llegar la mayor parte de los visitantes.

En una línea similar se pronunciaba Jerónimo Salcedo de Aecost, que indicaba que después de los efectos que tuvo en la zona el temporal, ahora los empresarios, sobre todo los del sector turístico, se enfrentan a un nuevo problema. Consideraba que al Ayuntamiento «se le ha ido de las manos» la situación y pedía talante y disposición al diálogo a las partes. «Que no se olviden unos y otros que quien pierde es Motril. Que los trabajadores piensen también como motrileños», indicaba.

La misma indiganción mostraba Pepe Katena, representante de los hosteleros, que lamentaba que «el pulso» entre unos y otros esté provocando unas consecuencias tan negativas para la ciudad y dando una mala impresión a todos los que visitan Motril estos días. Consideraba que ha faltado «sensibilidad política» paara alcanzar un acuerdo y confiaba en que aunque fuese a última hora se consiguiera acabar con la situación.

Ahora la pelota está en el tejado de los empleados de la limpieza que serán los que esta tarde decidan si aceptan el ofrecimiento hecho desde el consistorio o si por el contrario continúan con la huelga en una de las semanas más importante económimente para la ciudad antes del verano.