Los empleados de Limdeco pasan a ser trabajadores del Ayuntamiento

Los trabajadores de Limdeco son ahora empleados «no públicos» del Ayuntamiento. /J. MARTÍN
Los trabajadores de Limdeco son ahora empleados «no públicos» del Ayuntamiento. / J. MARTÍN

Desde hace quince años no se aumentan los medios ni los efectivos para limpiar la ciudad y el gobierno concederá zonas nuevas a empresas

R. I. MOTRIL.

El Pleno del Ayuntamiento de Motril ha aprobado por mayoría la propuesta de integración del personal de Limdeco como empleados no públicos del Consistorio. Mediante esta ratificación finaliza un largo proceso cuyo primer hito importante tuvo lugar en el pleno de noviembre de 2017, cuando todos los grupos políticos acordaron la disolución de la empresa pública de limpieza motrileña y, por tanto, la subrogación de los trabajadores y de todos los medios mecánicos al Ayuntamiento.

El teniente de alcalde, Francisco Sánchez-Cantalejo, señaló que con esta aprobación se llega «al punto final» de un proceso de más de dos años cuyo único objetivo es mejorar el bienestar de los motrileños a través de una reestructuración de los servicios de limpieza «que necesitaban una transformación en la forma de gestionarse».

«De todas las soluciones, se ha alcanzado la mejor de las posibles para los trabajadores del Servicio del Municipal de Limpieza, aquella que se ajusta a las leyes, viene reflejada en el Estatuto de los trabajadores y en el propio convenio de la empresa. Ahora la plantilla de limpieza pasa a ser empleados no públicos del Ayuntamiento, respetando su convenio colectivo y convergiendo los sueldos del Consistorio. Con todo esto se garantiza la estabilidad de los puestos de estos trabajadores», afirmó Francisco Sánchez-Cantalejo.

El teniente de alcalde ha agradecido la «gran altura de miras» de todos los agentes implicados (representantes políticos, Ayuntamiento, trabajadores y parte empresarial) en la negociación de este acuerdo. «La característica principal de una buena negociación es que a todas las partes se les queda un sabor agridulce. Todos han tenido que ceder un poco para poder llegar a una solución favorable».

Francisco Sánchez-Cantalejo ha recordado que la reestructuración del servicio de limpieza en Motril comenzó por la financiación «ya que los recursos que el Ayuntamiento aporta para la limpieza había que sanearlos. Llevamos tiempo trabajando en este camino y ya se van viendo resultados».

Por otro lado, Sánchez-Cantalejo ha manifestado que la superficie de Motril ha crecido en la última década, «y los ciudadanos demandan nuevos y mejores servicios y por ello buscamos continuamente llegar a todas las zonas de la ciudad de forma efectiva. Servicios que nunca antes se habían ni previsto ni planificado, por lo que se ha tenido que reprogramar todo el servicio de limpieza».

«Desde el 2003 no se ha aumentado ni los medios ni los operarios. Hemos reestructurado la manera de gestionar la limpieza, replegándonos en las zonas tradicionales y concediendo a empresas las zonas nuevas. Esto debe hacerse paulatinamente para que se respete así el techo de gasto del Ayuntamiento y el ciudadano no tenga que pagar más», explicó el teniente de alcalde.

Por último, Francisco Sánchez-Cantalejo ha establecido como objetivo de este nuevo servicio de limpieza en Motril la modernización para «hacerla realmente efectiva».

«Estamos trabajando para dotar a los operarios de limpieza con medios más adecuados a los tiempos que corren para así aumentar la periodicidad, la eficiencia y que puedan abarcar más superficies de Motril», resaltó el responsable municipal del servicio de limpieza, que está en plena reestructuración.

Fotos

Vídeos