Los ecologistas achacan el origen de la mancha de Salobreña a vertidos urbanos

Los ecologistas achacan el origen de la mancha de Salobreña a vertidos urbanos
Ángel Hortal

P. G-T.Salobreña

La capa blanquecina que reaparece en las playas de Salobreña con el cambio de las mareas sigue dando de qué hablar. El Ayuntamiento tiene los barcos de limpieza preparados por si vuelve hacer acto de presencia en sus aguas y continúa a la espera de que los análisis del Seprona esclarezcan el origen de la mancha misteriosa que mantiene en vilo a vecinos, comerciantes y, también, defensores del medio ambiente.

La plataforma Ecologistas en Acción mantiene que el origen de los restos espumosos podría deberse a vertidos urbanos de los emisarios submarinos que hay en el litoral granadino. «Algunos emisarios por los que se bombea el agua residual para conducirla a una cierta distancia de la costa siguen activos». «El conducto de la fábrica de Lobres vierte algunos de sus residuos a la altura de la desembocadura del río Guadalfeo, además Salobreña cuenta con un emisario antiguo a un kilómetro de la línea costera». «Antes de que se conectara la red de saneamiento a la depuradora de Motril se vertía por ese emisario los residuos al mar. Ese conducto no se utiliza normalmente, pero en verano hay mucha sobrecarga por el aumento de población y podría estar vertiendo residuos», explicó la oenegé. La asociación asegura que por el color de la mancha no parece que se trate de algas o algún otro organismo marino.

El Seprona tomó la semana pasada muestras de la suciedad que aparece desde hace días en la playa y un laboratorio de análisis clínico de Motril continúa estudiando el agua. La Guardia Civil asegura que la obtención de los resultados definitivos tarda de media una semana. Si no surge ningún imprevisto tanto el Consistorio como los salobreñeros podrían conocer de qué se trata a finales de esta semana. El Ayuntamiento destaca que la calidad del agua es buena para el baño y dice que, en el caso de que la composición no sea natural, tomará medidas para atajar el problema de raíz.