Los dueños del chiringuito de La Herradura afirman que tienen «todos los permisos» para abrir

Vistas de La Herradura/JAVIER MARTÍN
Vistas de La Herradura / JAVIER MARTÍN

Aseguran que la mayoría de los vecinos de la zona están «contentos» con el establecimiento, que comenzará a funcionar la próxima semana

R. A.MOTRIL

Los propietarios del nuevo chiringuito de La Herradura dejan claro que cuentan con todos los permisos y que la ubicación del local es la que les ha precisado Medio Ambiente. Así salen al paso de las críticas de algunos vecinos y propietarios de bares cercanos que han mostrado su oposición a la puesta en funcionamiento de este establecimiento, que abrirá sus puertas la próxima semana. Samuel, uno de los dueños, insiste en que ellos no buscan perjudicar a nadie y reitera que «todo está en regla».

El propietario explica que el chiringuito sólo ocupa unos setenta metros y que está pegado a la acera. «Quitamos la misma visión que quitaría una furgoneta aparcada», señala. Además, considera que la apertura de este local será positiva para la zona porque atraerá a más visitantes y dará una oferta distinta a la que existía hasta ahora.

Sobre el supuesto malestar de los vecinos, Samuel reconoce que saben que hay algunas personas que no están contentas, pero recalca que en general la gente «está deseando» de que abran y ven este nuevo negocio como algo bueno para La Herradura.

«Nosotros no tenemos ningún problema con nadie», asevera, al tiempo que recuerda que cumplen con todos los requisitos administrativos necesarios, tal y como ya dijo a este periódico la tenencia de Alcaldía de la Herradura, desde donde precisaron que todos los informes de Medio Ambiente eran favorables para la construcción de local.

Los dueños de 'Amarre Beach', que así se llamará el establecimiento, quieren alejarse de polémicas y sólo están preocupados de abrir sus puertas pronto y dar un buen servicio a sus futuros clientes.