Denuncian que hay una «plaga» de cucarachas en los juzgados de Motril

Cucarachas muertas en los pasillos de los sótanos del Palacio de Justicia motrileño. /A. GARCÍA
Cucarachas muertas en los pasillos de los sótanos del Palacio de Justicia motrileño. / A. GARCÍA

El sindicato SPJ-USO ha remitido un escrito al Comité de Riesgos Laborales para que se tomen medidas contra la falta de espacio en los archivos del edificio

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

Suelen medir unos 3 centímetros. Tienen el cuerpo ovalado y aplanado, y dan mucho asco. Cuando se instalan en casa constituyen un problema, pero si anidan en los sótanos de un juzgado y se presentan en un número considerable, lo que puede haber es una «plaga», como la que el sindicato SPJ-USO afirma que se ha detectado en los archivos del Palacio de Justicia de Motril.

Este sindicato, que es mayoritario en Justicia, informó ayer a IDEAL de que ha remitido al Comité de Riesgos Laborales de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada fotografías de estos insectos esparcidos por los suelos de los archivos de los juzgados motrileños para que se tomen medidas.

En declaraciones a IDEAL, el delegado de este sindicato Antonio García Martínez indicó que no se trata de un problema nuevo, sino que viene de atrás. Explicó que estos odiados insectos se encuentran «en la zona de los archivos de todos los juzgados» de la sede motrileña, en los sótanos del edificio, donde se guardan «los documentos y las piezas de convicción». Hace tiempo, según recordó, ya hubo otra plaga que afectó a las oficinas del Juzgado de lo Penal 2 de Motril y hubo que fumigar.

«Las plagas de cucarachas son un problema que se viene arrastrando en estos juzgados», afirmó García, al tiempo que pidió que se actúe por parte de la Administración. Y no sólo para acabar con la presencia de las desagradables cucarachas en este edificio, sino para que se solucionen los problemas de espacio que presenta. Sobre este punto, el sindicato SPJ-USO aboga por la «creación ya de un archivo territorial», al que se trasladen los expedientes y archivadores, que ya no caben en las actuales dependencias.

Próxima reunión

Mediante el escrito que el sindicato ha remitido al Comité de Riesgos Laborales, cuya próxima reunión está prevista para el 17 de mayo, el sindicato no sólo quiere denunciar las condiciones higiénicas del archivo, sino que hace especial hincapié en que los espacios son «reducidos e inadecuados».

«La realidad actual es un edificio que estaba pensado para seis juzgados y alberga ocho», indica el documento, en el que figuran otras quejas, como que los armarios están fuera de los órganos correspondientes, en los pasillos, entorpeciendo el paso. El motivo es que los archivos están «colapsados»; se han quedado pequeños. El sindicato recuerda además que en su día hubo que «sacar dependencias, como la Clínica Forense, fuera de la sede judicial porque literalmente no cabe». En definitiva, asegura que existe una situación de «masificación insostenible» en estas instalaciones judiciales.

Ante esas «deficiencias y mala gestión de espacios» de los archivos judiciales y las dependencias de los juzgados de Motril, el SPJ-USO pide soluciones. También, para las «plagas de cucarachas» y la «mala higiene» existente en estas dependencias, pues son habitaciones «sin ventilación» y que cuentan con «una calidad lumínica casi nula por las estanterías que llegan hasta el techo, con la posibilidad accidental de incendios por recalentamiento de los tubos, a veces en contacto con los materiales de archivo».

Al ser los espacios tan reducidos, los funcionarios que están destinados en los archivos «están limitados para utilizar los carros de transporte» y tienen que cargar los expedientes «manualmente» para su traslado, «con los consiguientes efectos sobre su salud física, ansiedad y estrés laboral». A juicio de esta organización sindical, «existe el riesgo» de que estas condiciones laborales puedan tener «efectos negativos sobre la salud» de los trabajadores que prestan sus servicios en esta sede judicial. Por ello, reclama que se actúe «con la debida urgencia dada la problemática existente y las consecuencias que pueden llevar consigo».

La Junta contesta

Por su parte, la Junta aseguró ayer a IDEAL que la Delegación no tenía noticias de la «plaga», pues «ningún trabajador lo ha comunicado para que se actuara ante cucarachas muertas o supuestas plagas». «Los contratos de mantenimiento tienen personal permanente y suele ser muy eficaz comunicar estas incidencias», añadió. Es probable que cuando salen sea «porque se ha aplicado alguno de los tratamientos periódicos».