Costas comunica a La Herradura la demolición inminente de su pista deportiva a pie de playa

Costas comunica a La Herradura la demolición inminente de su pista deportiva a pie de playa
Javier Martín

Después de tres años de tiras y aflojas, el Gobierno anuncia que derribará la cancha y le pasará la factura al Ayuntamiento que ha recurrido a los tribunales para intentar salvarla 'in extremis'

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETEMotril

La Dirección Provincial de Costas de Granada mantiene desde hace más de tres años un pulso con la Tenencia de Alcaldía de La Herradura a cuenta de la pista deportiva que se construyó en los años Setenta en primera línea de playa y que el Gobierno se ha propuesto recuperar, ya que contraviene la actual Ley de Costas y ocupa dominio público marítimo terrestre. Desde mayo de 2016, cuando Costas ordenó derribar por primera vez la pista, el Ayuntamiento sexitano ha venido presentando alegaciones y negociando para intentar legalizar la pista, con la justificación de que es de interés general, ya que se trata de las instalaciones deportivas del instituto Villanueva del Mar que utilizan para las clases de Educación Física sus 160 alumnos.

Hasta ahora se han conseguido frenar los intentos de derribo pero, con fecha 19 de junio, el Ayuntamiento recibió una nueva notificación en la que el Servicio Provincial de Costas le ordenaba demoler la pista deportiva en el plazo de diez días. Obviamente, La Herradura ha incumplido el mandato por lo que ahora, según advierte la notificación, será la propia Dirección provincial de Costas la que llevará acabo el derribo y le pasará la factura, de unos 22.000 euros al «infractor». En este caso, el Ayuntamiento de Almuñécar.

No se especifica la fecha de la demolición pero, tras la notificación, puede llevarlo acabo en cualquier momento con el respaldo de la ley. Costas recuerda que en octubre de 2018 declaró el archivo provisional de la ejecución hasta que la Junta de Andalucía resolviese sobre la procedencia de la legalización de las pistas. «El artículo 152 del reglamento general de Costas, en sus apartados 13 y 14, establece que el plazo máximo para resolver y notificar un expediente de concesión es de seis meses, transcurridos los cuales sin que haya recaído resolución expresa podrá entenderse desestimada por silencio», señala. Costas entiende por tanto desestimada la solicitud del ayuntamiento y vuelve a la carga con su intención de recuperar el dominio público marítimo terrestre. «Es firme la resolución por la que se declara la recuperación posesoria del dominio público marítimo terrestre indebidamente ocupado, toda vez que no se interpuso el correspondiente recurso de alzada frente a la misma se le requiere para que proceda su restitución a su estado anterior», indica la resolución firmada por el jefe provincial de Costas.

Ante este ultimátum, el Ayuntamiento de Almuñécar está intentando paralizar la demolición 'in extremis'recurriendo a los tribunales. El letrado del Ayuntamiento, Rafael Revelles, ha formulado una petición de suspensión del acto administrativo ante el juzgado de lo Contencioso de Granada. «Resulta incuestionable la procedencia de que Costas paralice cualquier actuación de recuperación del terreno ante la evidente concurrencia del interés público educacional de las pistas deportivas de La Herradura que son patio de recreo del IES Villanueva del Mar desde hace décadas, máxime cuando tales pistas están autorizadas y se construyeron en los Setenta», alega el abogado.

«Para tirarla me tendrán que sacarde ahí enganchado»

El teniente alcalde de La Herradura, Juan José Ruiz Joya (PP), está indignado con la última resolución, después de más de tres años de lucha para intentar salvar las pistas. «Para tirarla me tendrán que sacar de ahí enganchado», advierte Ruiz Roya, enfadado ante «la sinrazón» de Costas. El teniente de alcalde está convencido de que este pulso lo tiene que ganar La Herradura con los argumentos del «interés general». Esa pista es necesaria, cumple un servicio público. Es un sinsentido lo que está haciendo Costas. Que se dediquen a sacar adelante los espigones, a adecentar las playas y a cuestiones más importantes que tenemos playas con cero inversiones en lugar de este empeño con la pista», protesta. Ruiz Joya insiste en los argumentos que ha reiterado una y otra vez el Ayuntamiento al Gobierno y que pasan por justificar que la obra es anterior a la Ley de Costas y que es la única instalación deportiva de los 160 alumnos del instituto Villanueva del Mar. Ruiz Joya espera que Costas «no actúe con nocturnidad y alevosía» y advierte que si envían a las máquinas le tendrán allí plantado delante.