Costas comienza a derribar los invernaderos de La Rábita ante las protestas de los vecinos