La Costa Tropical batirá su récord histórico de producción de mango en esta campaña

Trabajadoras en el almacén de Frutas Los Cursos de Almuñécar./JAVIER MARTÍN
Trabajadoras en el almacén de Frutas Los Cursos de Almuñécar. / JAVIER MARTÍN

La puesta en funcionamiento de nuevas fincas es la clave del crecimiento, que es mucho mayor en la zona de Málaga

MERCEDES NAVARRETEMOTRIL

A estas alturas del mes de septiembre en la Costa Tropical se empiezan a guardar las hamacas de la playa, los restaurantes y hoteles sueltan plantilla para afrontar la temporada baja y la actividad económica se refugia en los almacenes de frutas y el campo. La campaña de mango 2018/19 acaba de comenzar y las perspectivas no pueden ser mejores. De hecho, va a ser una campaña histórica. Se espera una producción récord para la Costa Tropical y la Axarquía malagueña, que pondrán en el mercado 30.000 toneladas de esta fruta, según datos de la Asociación Española de Tropicales.

Y es que los subtropicales, por suerte para la Costa granadina que es tras Málaga la principal productora nacional, están de moda. El aguacate vive un boom mundial con una demanda que supera la oferta y el mango está en plena expansión. Desde la Asociación Española de Tropicales calculan que en esta campaña se pondrán en el mercado 45.000 toneladas de chirimoya, 30.000 de mango y 75.000 de aguacate, todos de una «calidad excepcional». En el caso del mango, las variedades más tempranas y de invernadero comenzaron a salir al mercado en el mes agosto y ahora, en apenas unos días, la campaña llegará a su punto álgido con la entrada en el mercado de las variedades Hosteen o Keitt, que suponen el gran volumen de producción en la Costa.

La Costa Tropical y la Axarquía pondrán en el mercado 30
000 toneladas de mango, un 40% más que el año anterior.
La Axarquía y la Costa Tropical concentra la producción nacional y suman 3
227 hectáreas.

Las 30.000 toneladas de mango que se moverán en esta cosecha suponen un incremento de alrededor del 40% con respecto al año anterior, según la Asociación Nacional de Tropicales. Las claves que explican este incremento son las buenas condiciones climatológicas que han favorecido la floración y cuaje del fruto y que este año, además, tocaba una mayor producción porque se trata de árboles cíclicos que el año tuvieron una producción más baja.

Pero sobre todo hay un factor determinante que explica el incremento de producción y es que, hay nuevas fincas que están empezando a producir mangos.

«Hay muchas fincas jóvenes que están empezando su producción y cada año tenemos mayores cosechas. El futuro del mango es crecer, mientras que en aguacate estamos más estancados y el chirimoyo es mucho más estable», explica el presidente de la Asociación Nacional de Tropicales, José Linares. Un crecimiento coartado en el caso de la Costa Tropical por las limitaciones de agua, a falta de las canalizaciones de Rules.

«Con el agua de Rules podríamos poner en producción en la Costa de Granada seis mil hectáreas más de subtropicales, eso serían más de 6.000 puestos de trabajo», lamenta el presidente de la Asociación de Tropicales. En los últimos cinco años en Almuñécar o Motril se han puesto en funcionamiento nuevas plantaciones que están ahora incrementando la producción, aunque el grueso de nuevas fincas está en la vecina comarca malagueña de La Axarquía, a la que no pueden evitar mirar con envidia sana desde la Costa Tropical.

«Aquí hablamos de unas cuantas fincas... pero el crecimiento está muy lejano al de Málaga. No podemos poner más fincas en producción por el grave problema del agua, pero sin embargo ves que La Axarquía tiene restricciones y ellos tira para adelante. Sin duda son más valientes, son muy dinámicos y sobre todo están muy unidos y al final si son fuertes la administración les ayuda. Aquí no hay quien se busque la vida, no tenemos remedio, no nos coordinamos y llevamos años reivindicando sin que nos escuchan», protesta por su parte el vocal de Tropicales de la organización agrícola COAG, Juan Camacho, indignado por el retraso del proyecto de canalizaciones de la presa de Rules.

Una de las empresas granadinas que sí está creciendo es la motrileña Mangos del cielo, que ha duplicado la extensión de producción en los últimos cuatro años ante la gran demanda que tiene la marca. En han cambiado terrenos que tenían otros cultivos por mangos y adquirido fincas nuevas para producir bajo los estándares de la marca. Ferreira coincide con Juan Camacho en que el handicap de crecimiento de los subtropicales en la Costa granadina es el agua y que en Málaga son «más valientes».

«Ahí cogen cerros enteros, está surgiendo muchas fincas nuevas en los últimos años a pesar de que no tienen agua. Lo indignante es que aquí tenemos agua pero no canalizaciones, si las tuviéramos ya podríamos ampliar cultivos hasta la cota 400», opina Miguel Ferreira González-Carrascosa.

Los precios

Los costes del retraso de las canalizaciones de Rules los pagan los productores y las empresas en temas como la factura eléctrica para bombear el agua desde los pozos hasta las cotas altas y que lastra al sector con respecto a sus vecinos competidores. «En nuestro caso pagamos más en luz que en la propia agua», apunta el portavoz de esta empresa que exporta la mitad de su producción y tiene perspectivas de seguir creciendo.

Por otro lado, en esta nueva campaña que comienza está por ver cómo va a afectar la mayor producción a los precios, después de dos años en la que se han alcanzado picos de precios altos. La Asociación de Tropicales confía en que se mantengan «estables». «El precio va a estar dentro de márgenes razonables. El mercado se estabilizará y también debemos ser conscientes de que es razonable, hace dos años se llegó a pagar a más de dos euros el kilo y ahora el mercado está más abastecido. Este año el kilo rondará un precio de 1,20 euros que es bueno», valora Juan Camacho, de COAG.

Para Ferreira, de Mangos del cielo, el mango español puede incluso llegar a tener problemas a medio plazo por la concentración de la producción de las variedades Hosteen y Keitt en las mismas fechas. «Este año el inicio no está siendo malo porque hay escasez de mango en Israel y no ha llegado aún el de Brasil, pero en el pico de la producción está por ver si el crecimiento de la producción puede afectar a los precios así como a la capacidad logística de los almacenes», analiza.

Fotos

Vídeos