La Costa muestra su repulsa contra los crímenes machistas

Concentración este mediodía a las puertas del Ayuntamiento de Salobreña. /Javier Martín
Concentración este mediodía a las puertas del Ayuntamiento de Salobreña. / Javier Martín

La alcaldesa de Salobreña y presidenta de la Comisión de Igualdad de la FEMP reclama la aplicación de las medidas previstas en el pacto de estado contra la violencia de género

Mercedes Navarrete
MERCEDES NAVARRETE

La Costa granadina se ha sumado al dolor y la consternación que sacude todo el país por los crímenes machistas de dos mujeres y dos niños que tuvieron lugar ayer. Las concentraciones en las puertas de los Ayuntamientos han tenido un recuerdo especial para Nuria Alonso, de 39 años, asesinada por su exmarido en Maracena justo un día después de recibir la sentencia de divorcio y que se ha convertido en la quinta víctima de la violencia de género en lo que va de año en Granada.

En la concentración de Salobreña, convocadada por el Consejo municipal de igualdad, la alcaldesa de la localidad y presidenta de la Comisión de Igualdad de la Federación Española de Municipios y Provincias ha reclamado que se apliquen de forma inmediata las medidas previstas en el pacto de estado contra la violencia de género.

«No nos podemos cansar de mostrar nuestra repulsa ante hechos como los ocurridos ayer pero debemos dar un paso más y gritar, ante quién corresponda, que no se puede dilatar más la aplicación de las medidas previstas en el Pacto de Estado contra la violencia de género», ha declarado Rufino.

En este sentido, ha recordado que en el pacto está recogido que una mujer pueda ser considerada víctima de violencia de género no solo porque lo diga un juez sino porque otros ámbitos de la administración, como los servicios sociales o los centros de la mujer, lo determinen.

«Además de mostrar nuestro dolor y solidaridad con la familia debemos trabajar en la prevención, asesoramiento y en el acompañamiento de las víctimas«, ha insistido.

La alcaldesa de Salobreña y portavoz de la Comisión de Igualdad de la FEMP ha subrayado además que una presunta víctima de violencia de género «no puede convivir con su agresor y menos aún que los niños estén obligados a ir con ese padre agresor, ya que puede suceder lo que ocurrió ayer«.

«Tenemos que trabajar en la prevención, removiendo las conciencias sobre todo de los jóvenes y no podemos dejar pasar ni un minuto más en la puesta en marcha del Pacto de Estado«, ha concluido.

También en Motril, la corporación municipal y representantes del Consejo de la Mujer han expresado su dolor y condena por los asesinatos con una concentración en la plaza de España.

Fotos

Vídeos