Los chiringuitos, molestos con el supuesto timo de las monedas

Una joven paga con monedas en uno de los chiringuitos de la Costa granadina./MARÍA ESCÁMEZ
Una joven paga con monedas en uno de los chiringuitos de la Costa granadina. / MARÍA ESCÁMEZ

La Guardia Civil alertó de un engaño con monedas extranjeras en estos locales y los empresarios reclaman una rectificación

REBECA ALCÁNTARAMOTRIL

A los chiringuitos de la Costa Tropical no les ha gustado nada que la Guardia Civil alerte de una estafa con monedas extranjeras de menor valor que el euro en estos establecimientos de la playa. La Benémirta publicó un tuit en el que aconseja a los ciudadanos que tengan cuidado para que no «les cuelen» en estos locales monedas de otros países. «A ver si con las prisas te dan en el cambio una moneda de un bolívar venezolano por un euro», indica el Instituto Armado en su cuenta de Twitter. Con esta advertencia buscaba evitar engaños; sin embargo a estos hosteleros les ha molestado que los señalen directamente como posibles «estafadores».

El presidente de la Asociación de Chiringuitos de la Costa Tropical, Paco Trujillo, considera que con esta afirmación de la que ya se han hecho eco muchas personas se está creando alarma. Trujillo critica que se apunte directamente a un colectivo concreto, cuando esto puede suceder en cualquier otro negocio. De hecho, Trujillo afirma que van a remitir un escrito a la Guardia Civil en el que solicitarán una rectificación porque entienden que esta afirmación además de injusta perjudica al sector.

Si se tiene en cuenta que la cuenta oficial de la Guardia Civil tiene más de 1,24 millones de seguidores y que el tuit sobre las monedas ha sido compartido hasta 2.500 veces, puede resultar comprensible la preocupación de los empresarios del sector ante la repercusión que esta información pueda tener entre sus posibles clientes.

El presidente de esta Asociación de Chiringuitos granadina señala que desde su entidad, que representa a los 65 chiringuitos de la Costa, no tienen noticia de que se haya producido ningún caso de este tipo. Dijo que se ha remitido una circular interna a todos los empresarios del sector informando y que por el momento nadie les ha dicho que hayan detectado estas monedas circulando. No obstante, e incluso en el supuesto de que en alguno de estos establecimientos se hubiera dado por confusión un cambio con una de estas monedas, Trujillo insiste en que esta situación puede producirse en cualquier otro negocio. El empresario reitera que lo que no le parece adecuado es que se apunte exclusivamente a los chiringuitos.

«Se está generalizando y entendemos que tienen que rectificar. Si un trabajador de un determinado sector roba no quiere decir que todos los que están empleados en lo mismo sean ladrones», apostilla, al tiempo que insiste en que esta información puede perjudicar al sector ya que puede provocar reticencias entre los clientes.

Trujillo confía en que la situación pueda resolverse pronto. Apunta que no se trata de un asunto de extrema gravedad, pero recalca que cree necesario que haya una rectificación o al menos una aclaración para evitar que los turistas vayan con miedo a los chiringuitos.

De hecho, además de presentar el escrito, la asociación ha utilizado el mismo canal al que había recurrido la Guardia Civil, es decir Twitter, para mostrar su malestar. «Les rogamos se abstengan de centrar este asunto en los chiringuitos, porque este tipo de acciones delictivas se pueden cometer en cualquier lugar, terrazas, comercios, restaurantes....» respondieron. Además, en su cuenta de esta red social señalan que una información de este tipo puede ser muy perjudicial «para un sector que nada tiene que ver con el asunto de las monedas falsas».

La Guardia Civil alertaba esta semana de que en estas fechas circulan por las zonas de veraneo y turismo monedas de un bolívar venezolano que pueden confundirse fácilmente con las de un euro.

No es la primera vez que desde la cuenta de Twitter de la Benemérita se avisa sobre este tipo de estafas en las que los clientes pueden confundir monedas extranjeras con otras europeas, siendo las primeras de menor valor.

En concreto, en febrero de este mismo año indicaba que los 20 dólares jamaicanos, los 5 pesos dominicanos, el boliviano y el peso argentino eran muy similares a las monedas de uno y dos euros europeas, por lo que había que tener cuidado para evitar que les dieran gato por liebre.