La cabeza del Cardenal Belluga se tratará para evitar nuevos accidentes

La estatua del Cardenal Belluga aún no tiene la cabeza/JAVIER MARTÍN
La estatua del Cardenal Belluga aún no tiene la cabeza / JAVIER MARTÍN

Los restauradores están reparando la nariz y otros elementos que se desprendieron y esperan que pueda estar colocada para final de semana

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

La estatua del Cardenal Belluga recuperará la cabeza en unos días. Hace ya diez días que la figura perdió la testa que se desprendió de repente, sin que nadie hiciera nada para provocarlo. El paso del tiempo y los efectos adversos de la climatología fueron los causantes del desprendimiento de esta parte de la figura del cardenal. Ahora, la empresa granadina Tarma se está encargando de dejarla a punto y confía en que este mismo viernes pueda estar ya colocada. Así lo explica Beatriz Martín, que dice que lo primero que se ha hecho es reparar aquellas partes del rostro que se desprendieron, pero que afortunadamente se pudieron recuperar de forma inmediata.

En el taller de Granada están arreglando la nariz que se partió y algún otro trozo de la parte trasera de la cabeza. Lo primero que harán será volver a pegar estos fragmentos. Pero además, se va a aprovechar la intervención para paliar todos aquellos desperfectos que se han detectado en la figura como consecuencia del paso del tiempo.

Asimismo, Beatriz Martín indicó que se hará una limpieza, se sellarán todas las fisuras que se encuentren y se hará una limpieza general. Una vez que esté terminado se aplicará un producto «hidrofugante» que impide que el agua entre y dañe la estructura.

También se reforzará la colocación sobre el resto del cuerpo. En concreto se instalará un perno de acero en el que se enroscará la cabeza. De esta manera se espera que no vuelva a producirse un accidente como el de la noche del pasado 20 de marzo, cuando la cabeza se desprendió repentinamente del cuerpo.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Motril reiteraron ayer que el arreglo de esta estatua ha sido desde el primer momento una prioridad. Junto a la intervención que se va a realizar en la pieza superior, también se ha pedido ya un presupuesto para el tratamiento del resto de la escultura. Aunque no se atrevieron a dar una fecha exacta, afirmaron que la estatua estará lista con toda seguridad para antes del inicio de la Semana Santa.

La actuación en el resto de la figura servirá para reparar aquellos desperfectos que se han producido por el paso de los años. Desde el consistorio reiteraron que la conservación del patrimonio es uno de sus objetivos.

La figura del Cardenal Belluga tiene setenta años de antigüedad, data de 1948. Este es uno de los motivos que puede estar detrás de la rotura, junto al material del que está fabricada y el hecho de que esté a la intemperie y sufra, por tanto, la influencia de agentes exteriores como la lluvia o el viento ha causado este desenlace.

La última vez que se restauró la estatua fue en 1994, es decir, hace 25 años. En aquella ocasión, aprovechando que se iba a cambiar el emplazamiento, para arreglar todos aquellos desperfectos que se detectaron. Años más tardes, con la anterior corporación municipal se solicitó una subvención para una nueva intervención, pero esta no fue concedida.