Los Bomberos rescatan a un cachorro que llevaba dos días atrapado en un agujero

Lili fue rescatada por los Bomberos el domingo / IDEAL

Dos miembros de una protectora lo alimentaron hasta que pudieron sacarlo y ahora le están buscando una familia de adopción

REBECA ALCÁNTARAMotril

Lili tiene dos meses y es uno de los muchos cachorros que abandonan en la Costa Tropical. Este fin de semana cayó en un agujero del que no podía salir por sí solo y en el que ha pasado dos días hasta que fue rescatado. Los Bomberos de Motril fueron los encargados de sacar a la perrita. No es la primera vez que se da una situación así.

Nazaret Fernández, de la protectora de animales 'Olvidados', se enteró a través de un grupo de WhatsApp de que alguien había escuchado los llantos de un cachorro que se había colado en una agujero en Motril. No lo dudó y acudió con su novia hasta el lugar para ver en qué situación se encontraba el animal. En seguida se dieron cuenta de que no podían hacer nada para sacarlo ellas solas, pero al menos sí podían pasarle comida a través del hueco, porque llevaba días sin comer.

«Nos dejaba que le acariciáramos el hocico y así se sentía más tranquilo», explica. Al mismo tiempo que lo alimentaron se pusieron primero en contacto con la Policía Local y después con los Bomberos. Fueron estos segundos los que acudieron al rescate, en unos minutos habían conseguido que Lili estuviera fuera y a salvo. «Fueron muy atentos y lograron rescatarla en seguida», señala Nazaret Fernández.

¿Cómo llegó hasta allí el cachorro? La miembro de la protectora indica que lo más probable es que se tratara de un animal abandonado nada más nacer. No es un caso aislado. Asegura que es relativamente habitual que haya dueños de perras que no invierten para esterilizarlas, pero luego no quieren tampoco hacerse cargo de los cachorros. Así que en cuanto nacen los abandonan en parques o lugares públicos de la ciudad, o incluso, los meten en un saco que cierran y tiran a un contenedor. Las protectoras de la zona recogen a una media de mil perros al año. Nazaret Fernández afirma que hace falta concienciación para que se esterilice a los animales y evitar así situaciones tan penosas.

Ahora la protectora 'Olvidados' busca una familia de adopción para esta cacharro. «Yo tengo a quince acogidos en casa, no podemos quedarnos con ella», precisa Nazaret. Ya se han puesto en contacto con familias de Alemania y Holanda que podrían estar interesadas. Lili lo tiene fácil, es una perra muy joven y está sana por lo que para ella no será difícil encontrar un nuevo hogar, después de haber vuelto a nacer gracias a la ayuda de Nazaret y Carmen y a la intervención de los Bomberos.

La miembro de la protectora insiste en la necesidad de trabajar para evitar que el abandono de animales siga creciendo, con los riesgos que esto conlleva para ellos.