Los baños nuevos del Francisco Mejías, primer anuncio de García Chamorro como alcaldesa

La alcaldesa visitó ayer el colegio Francisco Mejías/JAVIER MARTÍN
La alcaldesa visitó ayer el colegio Francisco Mejías / JAVIER MARTÍN

La popular arrancó su agenda oficial con una visita al centro, en la que adelantó que además de esta obra, se pondrá en marcha un plan integral para mejorar los colegios de Motril

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, cumplió ayer con una de las promesas que había hecho durante la campaña. Antes de las nueve de la mañana, García Chamorro comenzaba su trabajo al frente del gobierno con una visita al colegio público Francisco Mejías, donde padres, docentes y alumnos llevan meses reclamando unos baños dignos. Antes de marcharse del centro, la recién investida alcaldesa dejaba clara su intención de solucionar el problema cuando le decía a uno de los técnicos que la acompañaba: «el viernes quiero el informe completo sobre la mesa».

La regidora dejaba claro antes, en declaraciones a los medios, que padres y estudiantes no tienen que preocuparse de «competencias», sino que tiene que ser la Administración la que se encargue de resolver esos escollos para dar una respuesta efectiva a una necesidad real. «Los niños de los colegios de Motril no entienden de competencias; no saben si la competencia es de la Junta, si la competencia es del Ayuntamiento o si la competencia es del Gobierno central; pero es que les da igual y les tiene que dar igual», aseveró. «Hemos venido a solucionar los problemas de Motril y el primer problema que vamos a solucionar es el de los baños del colegio Francisco Mejías», sentenció la popular.

No obstante, la alcaldesa apuntó que la cosa no se limitará sólo a este centro, sino que quieren hacer una intervención integral. En este sentido, el portavoz del equipo de Gobierno, Nicolás Navarro, explicó que la primera medida que se adoptará es encargar un informe técnico sobre la situación en la que se encuentran los aseos del Francisco Mejías para mantener una reunión posterior con la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía y abordar un plan de actuación conjunto para proceder al arreglo de los baños antes de que arranque próximo curso escolar.

Más información

Además, Navarro anunció que el nuevo equipo de Gobierno pondrá en marcha un plan integral de mantenimiento de centros educativos consensuado con el Consejo Escolar municipal. Aseguró que entienden que tienen que ser los propios directores d ellos colegios y la comunidad docente los que marquen las prioridades de intervención. «Vamos a darle voz a a este consejo, a la comunidad docente y a los especialistas que saben cómo está la situación de todos los colegios», indicó. Recordó, además, que la puesta en marcha de este plan integral de mantenimiento de centros escolares era una de las propuestas que figuraban en el programa electoral con el que los populares concurrieron a las elecciones de mayo.

Por su parte, el secretario de la Asociación de Madres y Padres del colegio Francisco Mejías, José Béjar, agradeció a la alcaldesa su compromiso con la comunidad educativa de este centro y su interés por conocer de primera mano el problema. Béjar destacó la importancia que tiene para la asociación que el primer acto oficial de García Chamorro haya sido la visita al Francisco Mejías. El secretario de la Ampa expresó su confianza en que los alumnos puedan volver al colegio el próximo curso «con todas las garantías y disfrutar así de una etapa muy importante de su vida», al tiempo que recordó a la regidora que ella misma fue estudiante en ese centro escolar.

García Chamorro, junto a los miembros de su equipo y representantes de la comunidad docente, aprovechó para recorrer las instalaciones y comprobar de primera mano cuáles son los defectos de unos baños que no se han renovado desde hace décadas.

Hay que recordar que desde hace meses la comunidad de este colegio venía concentrándose cada lunes antes del inicio de las clases para exigir una solución. Ante la falta de respuestas, hace unas semanas acudieron a la delegación de Educación de la Junta en Granada, para concentrarse a las puertas del edificio de La Normal. Daban así un paso más para exigir el arreglo.

Los padres afirmaban que en los cuartos de baño del centro había tuberías oxidadas, que los orines se desbordan y salen por el suelo, que algunos urinarios están 'clausurados' con bolsas de basura, que los inodoros eran inadecuados para la altura de los niños de tres años, que algunas de las cisternas no funcionan e incluso se habían llegado a ver ratas. Aseguraban que las instalaciones, con cuarenta años de antigüedad, habían llegado al límite, mientras Junta y Ayuntamiento hacían referencia a quién tenía las competencias para encargarse del arreglo.

Ahora, tras la visita y el compromiso de ayer de la alcaldesa, los padres y los docentes confían en que por fin se hayan escuchado sus exigencias y en que para el inicio del nuevo curso ningún niño tenga que volver a enfrentarse a una situación como las vividas en los últimos años.