La AMPA del Cardenal Belluga denuncia que hay chinches

El colegio de Educación Infantil y Primaria Cardenal Belluga. /R. A.
El colegio de Educación Infantil y Primaria Cardenal Belluga. / R. A.

Están recogiendo firmas para pedir un mejor mantenimiento de este colegio, después de que la semana pasada protestaran por una obra que se estaba haciendo en un local colindante

R. A.MOTRIL

Los padres de los alumnos del colegio Cardenal Belluga consideran que hace falta más limpieza y mantenimiento en el centro. Si la semana pasada ponían el grito en el cielo por unas obras que se habían iniciado en un solar colindante y en las que se estaba manejando amianto, ahora exigen que se tomen medidas para que las instalaciones estén en una situación adecuada. Han iniciado una recogida de firmas y quieren que el Ayuntamiento los tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones que afectan al funcionamiento del centro.

La presidenta del AMPA del colegio, Nati Escañuela, afirma que esta misma semana, en la entrada del colegio, los niños han llegado a ver ratas. Además, asegura que muchos niños llegan a casa después de las clases con picaduras de chinches y que las madres han encontrado algunos de estos insectos en la ropa de los pequeños una vez que salen del centro escolar. Explica que antes había una persona encargada de la limpieza de los patios de estas instalaciones educativas, pero lamenta que esto ya no sea así, lo que a su juicio ha provocado un deterioro de las instalaciones, ya que no se hace un trabajo a fondo. Lamentan que los perjudicados de esta situación son los niños de Infantil y Primaria que acuden diariamente a clase en este colegio.

Otra de las quejas de este grupo de padres y madres es que no se hayan repuesto «desde hace años» los chinos del patio de los más pequeños. Consideran que se da una situación de dejadez que es imprescindible atajar y exigen al Ayuntamiento que les dé una respuesta.

A estos problemas, los padres suman los derivados de la obra que se está realizando en el solar colindante, donde se va a construir una pista de skate, y que era el antiguo depósito de la grúa municipal. Afirman que el patio de los niños de 4 y 5 años se ha acordonado mientras se están desarrollando los trabajos y que eso provocado que cerca de 150 pequeños tienen que estar compartiendo un mismo espacio, en el que además se mezclan escolares de diferentes edades.

La Asociación de Madres y Padres está dispuesta a seguir luchando para tratar de conseguir una respuesta y que sus hijos acudan a clase con unas garantías que ahora mismo ellos consideran que no tienen.

Ampliar el colegio

Además, algunos de los progenitores de los niños han propuesto que en lugar de utilizar el solar del antiguo depósito de la grúa para instalar una pista de skate, como está previsto en el proyecto municipal, se ceda este espacio para ampliar el colegio y eliminar las aulas prefabricadas.

La asociación de madres y padres tiene claro que va a continuar recabando firmas para tratar de encontrar una solución a los problemas que consideran que tiene el centro. Así lo afirma su presidenta. Consideran que también sería necesario mejorar los accesos al colegio. Asegura que hay mucha suciedad y que no es lógico que haya niños pasando por esta zona a diario. «Es una vergüenza que esté así. Queremos que nos hagan caso», indica otra de las madres de esta asociación.

Hay que recordar que la semana pasada estos mismos padres se reunieron con varios responsables del Ayuntamiento de Motril para pedir explicaciones por la obra que se estaba realizando en un local colindante, donde ya ha concluido el derribo del edificio del antiguo depósito de la grúa. Tras este encuentro y una visita a las obras ya adelantaron que además de este problema querían pedir al gobierno local más limpieza en las instalaciones. Ahora confían en que se adopten medidas.