Lo que Almuñécar no vio del Miércoles Santo

Lo que Almuñécar no vio del Miércoles Santo

Tres cofradías aguardaron hasta el último momento en el interior del templo | Ante la previsión de lluvia decidieron cancelar la estación de penitencia

JAVIER YÁÑEZ BLASCO

El interior de la Parroquia de la Encarnación era un poema. Lágrimas, llantos desconsolados y rostros de impotencia. Aunque la previsión meteorológica era alentadora a mitad de la tarde, el panorama fue poniéndose cada vez más negro. El Perdón tan solo 'bailó' al Cristo en el atrio de la iglesia. El Descendimiento se quedó a escasos centímetros de pisar la calle. El Silencio canceló un cuarto de hora antes de su salida.

Dentro del templo se animaban los miembros de las distintas cofradías entre sí, regalando una estampa que pone de manifiesto el verdadero significado de la Semana Santa: hermandad.