Almuñécar tiene vía libre para adjudicar el servicio de limpieza de calles y playas

Dos trabajadores de la limpieza de Almuñécar en plena tarea. /Ideal
Dos trabajadores de la limpieza de Almuñécar en plena tarea. / Ideal

El tribunal de contratación de la Diputación desestima el recurso del PA y el Ayuntamiento ya podrá buscar empresa para asignar este contrato de 51 millones

Laura Ubago
LAURA UBAGOMotril

El Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Diputación de Granada ha fallado a favor del equipo de gobierno de Almuñécar y ha desestimado el recurso presentado el Partido Andalucista, representado por Juan Carlos Benavides, contra el acuerdo de pleno en el que se aprobaban los pliegos de condiciones del contrato de concesión de los servicios de recogida y transporte de la basura, limpieza de calles y de playas del municipio sexitano, según informaron fuentes municipales.

En su día, Benavides criticó que este contrato de 51 millones –el más cuantioso de la historia del municipio– va a costarle a los almuñequeros 800.000 euros más al año en un servicio «con la misma plantilla de limpieza y recogida». Dijo además que la tramitación había sido «exprés» y que había errores y carencias en los pliegos. Ahora han desestimado su recurso por lo que el Ayuntamiento tiene luz verde para seguir con el procedimiento de adjudicación de este relevante servicio.

La alcaldesa de Almuñécar, Trinidad Herrera, mostró su satisfacción por la resolución del tribunal y explicó que el municipio ha crecido y sus necesidades también, y que por eso han elaborado un pliego de condiciones que mejora el anterior y viene a resolverlas. «Sin embargo, Juan Carlos Benavides presenta un recurso para paralizar la solución del problema, porque cree que le perjudica electoralmente que hagamos de la recogida de residuos y de la limpieza de calles y playas una buena gestión», puntualizó la regidora.

Para Herrera esto demuestra que «Benavides solo mira a sus intereses electorales y no por el bien de Almuñécar y La Herradura». «Es cruel que intente paralizar las soluciones a los problemas porque cree que si lo solucionamos, los ciudadanos nos votarán a nosotros en las próximas elecciones y no a él», reprochó la alcaldesa.

El recurso se basaba en la no división en lotes del objeto del contrato, en que se estaban licitando prestaciones ya contratadas y en que existían indefiniciones que eran susceptibles de interpretación y generaban inseguridad, según el andalucista Juan Carlos Benavides, sin embargo, «el Tribunal acuerda desestimarlo debido a que la división en lotes dificultaría la correcta ejecución, ya que implica la necesidad de coordinar la ejecución entre diferentes empresas, con lo que el servicio podría verse imposibilitado y la gestión conjunta de los servicios por una sola empresa supone un ahorro energético, medioambiental y económico», aclaró la alcaldesa sexitana.

El Tribunal argumenta que no aprecia ni arbitrariedad, ni discriminación, ni error material, ni tampoco restricción a la competencia en el segundo de los argumentos del portavoz del PA, por lo que también lo desestima. En cuanto al argumento de las indefiniciones que podían suscitar interpretación el tribunal dice que no se señala en base a qué argumento ni cuestión pudiera producirse vicio de nulidad.

 

Fotos

Vídeos