Más de 5.500 alumnos inician sus clases en Motril, en un comienzo de curso sin incidentes

Los más pequeños han iniciado hoy las clases/JAVIER MARTÍN
Los más pequeños han iniciado hoy las clases / JAVIER MARTÍN

El Ayuntamiento ha invertido 35.000 euros en obras de mejora, a los que hay que sumar los 15.000 de la renovación de saneamiento del Francisco Mejías

Rebeca Alcántara
REBECA ALCÁNTARAMotril

La vuelta al cole ha llegado. Los más pequeños tuvieron que empezar a ayer a desperezarse antes que otros días para volver a las aulas, con más o menos ánimo. En Motril, más de 5.500 niños de Infantil y Primaria regresaron a clase, sin apenas incidencias. Todos los docentes estaban incorporados a sus puestos y tampoco hubo grandes atascos, gracias, entre otras cosas, a que el inicio de curso se hace de forma escalonada. Es decir, la hora de entrada es distinta según los cursos.

En las puertas de los colegios las escenas se han repetido. Llantos antes de separarse de los padres y sonrisas al reencontrarse con los amigos. Los docentes, estos primeros días, se esfuerzan para que la adaptación de los niños a la rutina de las clases sea lo menos traumática posible. De hecho, jugar fue para la mayoría la principal tarea de la jornada. Conforme avancen los días, la cosa se irá complicando.

Aprovechando este arranque de las clases, la alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, y la concejal de Educación, y la concejal de Educación, Débora Juárez, visitaron el colegio Antonio Garvayo Dinelli, y dieron cuenta de las actuaciones que se han llevado a cabo para la puesta a punto de los colegios. En total, el consistorio ha destinado más de 35.000 euros a reparaciones y mantenimiento, a los que hay que sumar los 10.200 que se han invertido en la renovación de la red de saneamiento del Francisco Mejías, una demanda que los padres de los alumnos de este colegio llevaban haciendo desde hace meses.

La única incidencia que resaltó la responsable de Educación fue en el acceso al colegio Cardenal Belluga, pero afirmó que iban a solucionar de forma inmediata este problema.

La concejal y la alcaldesa recordaron, tal y como ya adelantaron la semana pasada, que de cara al próximo curso se incrementará la partida destinada al área de Educación. Asimismo, García Chamorro dijo que ya ha trasladado a la delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada todas las necesidades que tienen los centros educativos. Recordó, que aunque los ayuntamientos hagan trabajos de mantenimiento, la competencia y los recursos los tiene en este ámbito la administración autonómica.

Se mostró convencida de que en los próximos presupuestos autonómicos habrá una partida específica para las necesidades educativas de los centros motrileños. Recalcó que el futuro de la ciudad está en los niños que ahora se están formando y por tanto es imprescindible que cuenten con los recursos adecuados.

Pero no sólo en Motril arrancó el curso ayer. La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, también quiso aprovechar la jornada para compartir con los pequeños sus primeras horas de clase. A media mañana visitó uno de los centros y destacó que es uno de los años en los que más actuaciones se han llevado a cabo para dar respuesta a las peticiones de la comunidad educativa. Concretó que en el CEIP Mayor Zaragoza es en el que más trabajos se han concentrado, en concreto cercad e una quincena de actuaciones, entre pintura, revisión de la fontanería o arreglos puntuales de electricidad. También se han reparado los pilares de la verja exterior y la alambrada. Aunque no ha sido el único colegio en el que se ha trabajado para que todo estuviera ayer en perfecto estado.

Rufino resaltó que tras haberse puesto en contacto con los directores de los diferentes colegios del municipio, casi todos han agradecido la atención que se ha hecho para dar respuesta a la práctica totalidad de las demandas de los colegios.

En Almuñécar también comenzaron las clases para los más pequeños. La alcaldesa del municipio, Trinidad Herrera, puso en valor el esfuerzo realizado tanto por la administración andaluza como por el propio consistorio para que todos los colegios estuviesen a punto en el primer día de clases. Dijo que esta puesta a punto de los centros en los que estudian los pequeños sexitanos merece toda la atención por parte del Ayuntamiento.

Desde 2018 hasta ahora, resaltó Herrera, se ha destinado más de medio millón de euros a intervenciones en los colegios, de los que más de 306.000 llegaron desde la Junta de Andalucía, y el resto a fondos municipales.

La regidora precisó que las inversiones se han hecho en función de las necesidades de cada centro y recalcó que además de las grandes obras, durante todo el año el personal del Ayuntamiento se encarga de realizar tareas de mantenimiento como arreglo de averías o pintura. Agradeció a la actual delegación de Educación la buena acogida que ha tenido para todas las iniciativas que se han planteado en los últimos meses y destacó actuaciones como los comedores del colegio Río Verde o la reforma que se está llevando a cabo en la Santa Cruz, entre otras.

Con prácticamente todo a punto, los pequeños afrontan con ilusión un nuevo curso. Ayer en el patio de uno de los colegios en los que comenzaban las clases en Motril, los compañeros se cogían de la mano para jugar en el patio. Comenzaban las primeras peleas, mientras la maestra los convencía de que hicieran las paces. Les queda una gran aventura por delante.