Flamenco para recibir a los cruceristas del Silver Wind

Flamenco para recibir a los cruceristas del Silver Wind

El puerto de Motril ha querido agradecer de esta manera que el crucero haga escala en la ciudad

R. I. motril

Los pasajeros del crucero Silver Wind han sido recibidos en el Puerto de Motril a primera hora de esta mañana a ritmo de flamenco. El cuadro flamenco de Niño Carmelo y María Gómez la Canastera, con sones de guitarra, zapateos y palmas, han querido transmitir a tan particular auditorio la magia, el duende y la fuerza de un arte universal. Las administraciones, con este detalle de cercanía sobre nuestra cultura, se han unido para trasladar a la naviera Silversea un mensaje de colaboración entre el puerto y el destino. Y es que la ocasión lo merecía si tenemos en cuenta que se trata de una compañía que ha realizado su primera escala experimental en Motril, ha subrayado el presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Álvarez de la Chica, quien está convencido de que no será la última.

Los concejales de Turismo y Cultura de Motril, Alicia Crespo y Francisco Ruiz, han puesto el acento en la colaboración y en todo aquello que suponga proyectar nuestra imagen y poner en valor el destino entre aquellos turistas que nos visitan por primera vez, ha indicado Crespo. El teniente de alcalde de Turismo de Salobreña, también en representación de la Mancomunidad de la Costa Tropical, Manuel Guirado, considera que el crucero es un nicho de mercado por el que merece la pena trabajar, por lo cree que gestos como el espectáculo de flamenco ofrecido ayudan a posicionarnos como destino.

Mientras los más de 250 viajeros, en su mayoría de nacionalidades inglesa y francesa, han salido con destino a las diferentes excursiones contratadas, a los tripulantes, en una cifra similar a la del pasaje, se les ha habilitado un autobús lanzadera para que puedan acercarse a conocer la ciudad y realizar compras. El barco, con una eslora de 156 metros, va a permanecer atracado en el muelle Dique hasta las doce de la medianoche. Reformado en el año 2013, cuenta con 148 suites, 9 cubiertas (6 son para pasajeros) y 36 camarotes exteriores.

Desde su creación, a principio de los años 90, Silversea Cruises, con sede en Mónaco, ha sido reconocida como el estándar en cruceros de lujo. Hoy en día opera ocho barcos de lujo de 100 a 540 huéspedes, junto con una cartera global de itinerarios a los siete continentes y más de 800 destinos en todo el mundo. El Silver Wind está consignado por Motrilshipping.