Sanz afirma que la inspección en el puerto de Motril estaba "cubierta desde el principio"

Sanz afirma que la inspección en el puerto de Motril estaba "cubierta desde el principio"

"No es que ahora vayamos a instalar un servicio que no existía por la propia normativa", resalta

EFEalmería

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha defendido hoy que el servicio de sanidad exterior y vegetal del puerto de Motril (Granada) "ha estado cubierto desde el principio ante todas las demandas existentes".

En declaraciones a los medios en El Ejido (Almería), Sanz se ha manifestado así después de que ayer anunciase que el puerto de Motril contará con personal permanente para este servicio, defendiendo que "esas necesidades y demandas han sido cubiertas" de forma previa.

"No es que ahora vayamos a instalar un servicio que no existía por la propia normativa" ha dicho, para incidir en que "se prestaba la inspección de servicios en relación con sanidad exterior y sanidad vegetal y todas las necesidades del puerto".

Sanz ha afirmado que se ha adoptado esta decisión ante el incremento de demandas de prestación de servicios" relacionados con este ámbito, de forma que se establezca en Motril "personal estable y ubicado allí no dependiente de ningún otro puerto".

El delegado ha apuntado que el procedimiento administrativo para cubrir estas plazas ya está abierto, aunque ha dicho que no está en su "mano" informar sobre cuándo finalizará, trasladando, eso sí, su compromiso de que será en las "próximas semanas".

"Se han cubierto todas las necesidades del puerto como en cualquier otro puerto. En este sentido el trato con todos los puertos lo que busca es el equilibrio y garantizar la competitividad entre los puertos", ha dicho.

La falta de personal en el punto de inspección de productos de origen no animal con el que cuenta el puerto de Motril obligó, el primer fin de semana posterior a la inauguración de la línea de mercancías entre el puerto de Motril y el de Tánger (Marruecos), a suspender durante esos dos días la conexión marítima, circunstancia que volvió a repetirse.

Con la entrada en servicio de esa nueva línea marítima de mercancías, el puerto de Motril requería la disponibilidad de inspectores de lunes a viernes para asuntos fitosanitarios cuando fuera necesario y la cobertura de aduana durante los fines de semana, según explicó en su día el presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Álvarez de la Chica, que trasladó la situación al delegado del Gobierno.