El Defensor del Pueblo Andaluz ve "adecuada" la conservación de las praderas de posidonia en Maro Cerro-Gordo

Ha dado por concluida la actuación de oficio que abrió el pasado mes de abril tras tener conocimiento, a través de distintos medios de comunicación, del posible deterioro de este tipo de plantas acuáticas

EUROPA PRESS GRANADA

La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz ha considerado "adecuadas" las tareas de conservación de las praderas marinas de posidonia oceánica del paraje natural Maro Cerro-Gordo, en la costa mediterránea, entre Nerja (Málaga) y Almuñécar (Granada), tras una consulta a la Consejería de Medio Ambiente, y ha dado por concluida la actuación de oficio que abrió el pasado mes de abril tras tener conocimiento, a través de distintos medios de comunicación, del posible deterioro de este tipo de plantas acuáticas por la acción de barcos de arrastre y la pesca furtiva.

Entonces, el Defensor ya alertó de que aunque se habían formulado distintas denuncias, éstas no habían tenido consecuencias para terminar con estas prácticas ilegales "que tanto daño están haciendo a estos fondos de alto valor ecológico".

Además, la oficina que dirige Jesús Maeztu señalaba que parecía que la situación, lejos de controlarse, se estaba "agravando" por "la falta de vigilancia de quienes hasta tiempos recientes llevaban ésta al haberse despedido recientemente los vigilantes que, por cuenta del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, llevaban a cabo esta labor".

Sin embargo, tras dirigirse a la Viceconsejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ésta comunicó a la institución que el proyecto Life+ 'Conservación de las praderas de Posidonia oceanica en el litoral andaluz' tenía un plazo de ejecución, inicialmente, de tres años y, por tanto, debería haber finalizado en diciembre de 2013, aunque el mismo se prorrogó hasta noviembre de 2014, "por lo que será en ese momento cuando se realice la evaluación final de sus resultados", aunque adelantaba que las actividades se estaban desarrollando satisfactoriamente para el logro de sus objetivos.

Por ello, y según la resolución de la queja, consultada por Europa Press, el Defensor del Pueblo Andaluz da por concluida la actuación de oficio abierta sobre ese posible deterioro, considerando "adecuadas" las medidas emprendidas en el proyecto para la conservación de las praderas marinas de posidonia.