Verano Azul en la Costa Tropical

Rodaje de un capítulo de la serie de TVE 'Verano Azul' en el Puerto de Motril. /
Rodaje de un capítulo de la serie de TVE 'Verano Azul' en el Puerto de Motril.

Varios enclaves del litoral granadino sirvieron como escenario de rodaje de la mítica serie que ahora se repone

FERNANDO ARGÜELLES

Ahora que empieza el verano, a los oídos de muchos regresa la canción del Dúo Dinámico con la que finalizaba la que tal vez haya sido la serie de más éxito en la historia de la televisión de nuestro país. ¿Quién no recuerda el comienzo de cada capítulo de la "Verano Azul" cuando Tito, Piraña y los demás integrantes de aquella famosa pandilla televisiva silbaban subidos en sus bicicletas? ¿Y el entierro de Chanquete? ¿Quién no se acuerda de aquel hito televisivo que llegó a concentrar a millones de espectadores frente al televisor?

Han pasado ya treinta años de su emisión, treinta veranos en los que la localidad malagueña de Nerja ha saboreado los frutos de una "campaña publicitaria" sin precedentes. La imagen de este municipio de la Axarquía logró dar la vuelta a España casi sin habérselo planteado. Pero todo no acabó ahí. Tres décadas después, en Nerja, siguen vendiendo souvenirs con las caras de la pandilla de críos que por las tardes se juntaban en casa de una pintora y a los que acompañaba un viejo marinero con su acordeón.

La gente sigue preguntando por el sitio donde estaba el barco de Chanquete, la panadería de Pancho o la playa por la que corrían los niños. Incluso, algún chiringuito sigue preparando el arroz tal y como lo comían los padres de los chicos.

Lógicamente se ha recreado un barco varado en tierra como el de la serie, se la ha dedicado un parque a sus protagonistas y cualquier persona relacionada con el sector turístico cuenta anécdotas de la serie en cuanto alguien pregunta. Pero, lo que muchos desconocen es que no todos los rincones que aparecen en la serie son de la localidad de Nerja, ni siquiera los de los momentos más importantes de la ficción televisiva.

Es más, en ningún capítulo se llega a decir que el lugar donde veranean las familias protagonistas de la película sea Nerja. Un paseo por los distintos episodios de la serie nos hace descubrir que localidades granadinas como Motril o Almuñécar están muy presentes en "Verano Azul", aunque al final la fama se la haya llevado la vecina población malagueña.

La propia cabecera de la serie, repetida en cada capítulo, con toda la pandilla subida en bicicleta mientras silban, está grabada en el Puerto de Motril, en una zona cercana a la entrada al Club Náutico.

Aunque la zona ha cambiado algo en estos treinta años, todavía viendo la serie es fácilmente identificable. También este mismo lugar sirvió como localización de otra de las escenas más emotivas de la serie: la despedida de Pancho y Julia en el último capítulo. Subida en un taxi la pintora abandona el lugar de veraneo, pero antes ve a Pancho y le regala un cuadro. Todo esto se grabó junto al Club Náutico motrileño. Esa localización concreta está enfrente del puerto deportivo, la calle Paseo del Puerto, esquina Avenida Julio Moreno.

Motril prestó su puerto

Que Nerja no tenga puerto no fue problema para los guionistas de la serie a la hora de ambientar algunas escenas. La solución a su problema la encontraron en Motril, que prestó el puerto que aparece en varios capítulos de la serie (como pueden ser los titulados "El encuentro", "El ídolo", "El visitante", "La sonrisa del arco iris", etc.).

Todas esas localizaciones se encuentran realmente en el Puerto de Motril. Tal vez una de las escenas más conocidas sea la del primer capítulo, donde los chicos hacen amistad con Pancho, el único que no era foráneo del pueblo en la serie. A Bea, la chica protagonista, se le cae un anillo al agua, y tanto Pancho como Javi "pelean" por encontrarlo. Una esquina de la dársena motrileña se llenó de cámaras, focos y cables para la grabación de esta escena.

María Muñoz es vecina de la zona y todavía recuerda la grabación de la serie, a pesar de que de ello ha transcurrido más de treinta años. «Nos llamó la atención a los vecinos ver todo lo que montaron, aunque la verdad no sabíamos bien para que era, si se trataba de una película, algo para televisión o qué, pero luego no nos gustó que en la serie no dijeran que aquello era Motril».

La tumba de Chanquete

La localidad sexitana también tuvo su protagonismo, y además en el momento culmen de la serie, los dos últimos capítulos. En Nerja, se ha dado más de una vez el caso, algunas personas preguntan por el cementerio municipal y el lugar donde está la tumba de Chanquete. Lógicamente allí no reposan los restos del marinero de poblada barba, pero es más, en Nerja no se grabó el entierro que hizo llorar a toda España. El mirador de la Cruz, en los Peñones del Santo de Almuñécar, se convirtió en improvisado cementerio por obra y gracia de Mercero, director de la serie, y su equipo.

Tuvieron que recrear tumbas y, como anécdota, los nombres que pusieron en las lápidas eran las de personas que trabajaban en la serie como cámaras, técnicos, etc. Preguntando a vecinos de Almuñécar por la grabación de aquellas escenas, casi nadie recuerda nada. Eso sí, todos aseguran que identificaron a la perfección el lugar cuando lo vieron aparecer en televisión.

El Peñón del Santo ha cambiado bastante en estos treinta años. Hoy toda la zona se encuentra mucho más mejorada, y todavía hay quien en lo alto recuerda haber echado alguna lágrima el día que se murió Chanquete. Treinta años después, la Costa granadina no olvida su "Verano Azul".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos