Los cortes de luz 'encienden' el pleno de Granada

En el pleno de hoy se han despedido Granados y Caracuel/ALFREDO AGUILAR
En el pleno de hoy se han despedido Granados y Caracuel / ALFREDO AGUILAR

Vecinos de la zona Norte reclamaron al Ayuntamiento de Granada que denuncie a Endesa durante la sesión plenaria

PABLO RODRÍGUEZGRANADA

Los cortes de luz han encendido el pleno del Ayuntamiento de Granada, que se ha celebrado este viernes. Vecinos afectados por las caídas del suministro en las últimas semanas han protestado en el Consistorio para reclamar a la corporación que se persone contra Endesa y han mostrado carteles amarillos con lemas como «¡Sin luz no hay vida digna!» o «Alcalde, cumple tus promesas. No más cortes».

La presencia de los afectados ha provocado una reacción en cadena en los grupos, que se encontraban en ese momento debatiendo sobre el convenio con la Diputación para ejecutar multas de tráfico en la ciudad de los granadinos que no viven en la capital nazarí.

«Recogiendo la demanda de los vecinos que están sufriendo los cortes de luz especialmente en la Zona Norte, quiero trasladarles el compromiso y la solidaridad para seguir exigiendo dignidad», ha dicho el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que ha recordado a los ciudadanos que cuentan «con el respaldo de todos los ediles». Por respuesta, el regidor ha recibido la exigencia de uno de los vecinos para la puesta en marcha de una mesa institucional. «Queremos una mesa, póngala en marcha», ha dicho.

Con los vecinos mostrando los carteles amarillos, cada uno de los grupos ha aprovechado su intervención en el punto para referirse al problema con el suministro eléctrico en la zona Norte. «Aprovecho las primeras palabras para saludar a los compañeros de la zona Norte y acompañarles de su justa reivindicación: pedimos al alcalde que presente una denuncia contra Endesa y exija responsabilidades», ha dicho el portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Francisco Puentedura.

«Hay que acudir a todas las vías posibles para solucionar el problema. Entiendo la lucha de estos vecinos, la gente quiere seguir viviendo en sus barrios», ha afirmado, por su parte, la edil de 'Vamos, Granada', Marta Gutiérrez. A su lado, el concejal Luis de Haro se referido a su propia experiencia, afectado por los cortes dijo, y se ha solidarizado con los vecinos. «Que no les echen la culpa a los enganches; es un problema de mantenimiento de Endesa».

El concejal de Ciudadanos, Manuel Olivares, ha pedido menos palabras y más acciones. «Todo el mundo se solidariza, pero se ejecuta poco», ha dicho, para despues reclamar que se ejecute el plan propuesto por el Defensor del Ciudadano. Ha sido Francisco Ledesma, el edil del Partido Popular, el que ha cerrado las intervenciones sobre la zona Norte. «Desde el PP, nuestra solidaridad con los vecinos. Hay que abanderar esta lacra de que los vecinos sigan padeciendo cortes de luz», ha afirmado.

Los vecinos han recibido cada una de las intervenciones de los grupos en silencio y a los pocos minutos han sido conminados por un agente de la Policía Local a abandonar la sala. «Saben que en el Pleno no se pueden hacer este tipo de manifestaciones», les ha dicho, y ellos se han marchado del salón dejando los carteles amarillos frente al alcalde mientras el pleno aprobaba, con el voto en contra de Izquierda Unida, el convenio con la Diputación.

Unanimidad en Derechos Sociales

El Pleno ha dado cuenta del apoyo unánime al plan para la infancia y la adolescencia, que estará en vigor hasta 2022. El documento, impulsado por la edil de Derechos Sociales, Jemima Sánchez, y que cuenta con la participación de todos los grupos municipales, recoge 131 acciones para mejorar la situación de los más pequeños e implicarlos en la vida municipal que se desarrollarán en doce áreas distintas. Entre ellas destacan la puesta en marcha de más centros de día para niños en peligros de exclusión o la inclusión de vocalías infantiles en las sesiones de las Juntas Municipales de Distrito.

Asimismo, la corporación ha validado por unanimidad la aprobación inicial un plan para la diversidad afectivo-sexual, corporal y de género para los años 2019 y 2022. El documento, con cinco líneas estratégicas, propone medidas como la designación de una persona responsable para temas LGTBi+, la inclusión de cláusulas de no discriminación en los pliegos del Ayuntamiento, la puesta en marcha de protocolos contra la transfobia o la creación de un observatorio municipal contra los delitos de odio. «Es un plan que viene a dejar por escrito algo fundamental, que Granada es una ciudad diversa y tenemos que proteger y defender a todas las personas», ha asegurado la edil de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, que ha subrayado la importancia de contar con la «participación» de todos los grupos municipales y buscar el consenso.

La propuesta ha encontrado el apoyo de todos los partidos, incluido el Partido Popular, que, a través del concejal Fernando Egea, ha insistido en la importancia del consenso para la aprobación del plan y requerido que no hubiera «sesgo ideológico». «Queremos que el documento sea fruto de un respeto y una sensibilidad plural», ha dicho.

Declaración conjunta

La sesión plenaria también ha vivido un momento singular con la zambra gitana como excusa. Vecinos y artistas del Sacromonte y el Albaicín, así como representantes de algunas de las entidades flamencas de la ciudad, se han acercado al Pleno para apoyar a la corporación, que ha aprobado por unanimidad una declaración oficial que reivindica la especial preeminencia de este arte y su importancia en la vida y cultura histórica de la ciudad.

La aprobación supone el primer paso en el trámite para pedir la declaración de la zambra gitana como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.